El Jefe del Ejército de Nicaragua General Julio César Avilés Castillo, rechazó que Nicaragua tenga trincheras o bases militares en la zona de Harbourd Head, tal y como lo afirmó la Presidenta de Costa Rica Laura Chinchilla a medios de su país.

Chinchilla declaró que Nicaragua mantenía militares en la zona en disputa, algo que Avilés desmintió y ratificó que nuestras autoridades han acatado todas y cada una de las disposiciones planteadas por la Corte Internacional de Justicia.

“Ustedes están enterados que Costa Rica interpuso ante la Corte Internacional de Justicia un recurso para restablecer una limpieza que se hizo ahí”, dijo Avilés, calificando la posición de Nicaragua como “digna, honesta, valiente de Nicaragua, que hubo una equivocación alrededor de eso y la Corte determinó una serie de medidas a cumplir que ya fueron cumplidas”.

Reconoció que en el área de la desembocadura del Río San Juan existe un despliegue de tropas a lo largo del río en territorio nicaragüense, no así en la zona en disputa.

“Hay un área ahí que es una parte del territorio nacional donde la corte dijo que retiráramos al personal y lo retiramos, nosotros vamos a cumplir porque creemos en la Corte Internacional de Justicia y nos regimos por lo que hemos ido a la Corte. Que de repente alguien interprete lo que la Corte no nos está obligando pues sencillamente nosotros vamos a estar donde consideramos estar”.

Hizo ver que en la zona en disputa es un lugar bien pantanoso y “es difícil hacer trincheras, la realidad de las cosas que una condición mínima en algún punto, que no es que estamos cometiendo algo indebido o desobedeciendo, desacatando, nosotros estamos cumpliendo lo que la Corte Internacional de Justicia ha determinado, de eso los nicaragüenses tenemos que tener plena certeza, que otros digan que no lo estamos haciendo pues no, tengan la plena certeza que estamos cumpliendo lo que la corte y estamos en los lugares donde la corte no ha dicho que no debemos estar”.