El Jefe del Ejército de Nicaragua, General Julio César Avilés Castillo se mostró convencido que las autoridades de Colombia acatarán la sentencia que emitió la Corte Internacional de Justicia (CIJ) el pasado 19 de noviembre y que restablece a nuestro país más de 90 mil kilómetros de mar en el Caribe.

“Yo creo que hay dinámica en los países donde este tipo de temas son atraídos con algún fin, con algún interés que le favorezca, la realidad de las cosas es que hay una sentencia firme de la Corte Internacional de Justicia que ha reconocido los derechos de Nicaragua sobre esos espacios y que, aunque se diga todo lo que se diga, hasta estas alturas estamos convencidos que al final Colombia tendrá que reconocer esa sentencia”, señaló el jefe militar, quien respondió la pregunta que realizó un periodista sobre las declaraciones del candidato presidencial colombiano Óscar Iván Zuluaga, aspirante por el Movimiento Uribe Centro Democrático.

Zuluaga indicó a periodistas de su país que de ganar la presidencia no permitirá que Colombia entregue "una sola gota de su mar" a Nicaragua, por tanto no reconocerá la sentencia de la CIJ.

Avilés se refirió al permiso que otorgó la Asamblea Nacional para que naves, aviones y militares de las fuerzas armadas de Estados Unidos, la Federación Rusa, Venezuela, Cuba, República Dominicana, México ingresen a nuestro país para realizar maniobras conjuntas humanitarias, de colaboración en la lucha contra el narcotráfico.

Nicaragua, eje articulador

En este aspecto, el alto mando subrayó que Nicaragua tiene potestad soberana de hacer patrullajes en los espacios restituidos por la Corte Internacional de Justicia, por lo que desde hace varios meses se realizan operaciones con efectivos norteamericanos y de la Federación Rusa.

“Estos nuevos espacios implican una responsabilidad de Nicaragua de manejarlos bajo el cuido de nuestras leyes y pretendemos cooperar, volviéndonos los nicaragüenses el eje articulador de la lucha contra el narcotráfico en ese espacio de mar en el Caribe que nos pertenece, sea trabajando con los Estados Unidos a partir del convenio de lucha de tráfico ilícito por aire y mar, sea con la cooperación que tenemos con la Federación de Rusia y con los países vecinos en el Caribe como Honduras, Jamaica, Panamá, el mismo Costa Rica y los mismos colombianos”, reflejó Avilés.

Señaló que Nicaragua sigue ejecutando la estrategia del “Muro de Contención” que consiste en frenar, desviar y capturar la mayor cantidad de droga posible en los accesos inmediatos al territorio nacional, llamase fronteras, litorales pacifico o atlántico.

“Todo esto tiene un único objetivo; luchar en esos espacios para que no entre la droga como efectivamente no está entrando en las cantidades que antes habían. Hoy en Nicaragua podemos decir que las organizaciones criminales producto de esa estrategia evaden el territorio nacional y tratan de tomar las mayores distancia posible de nuestros litorales para traspasar la droga de sur a otros países de la región”, dijo Avilés.