“Nicaragua ha logrado importantes avances en la reducción de la pobreza extrema en el sector rural y de la pobreza en general”, afirmó Stubbs.

“Creo que si hay un país en Centroamérica que tiene historia que contar de impacto, de compromiso y de cambio en las condiciones de vida de los sectores rurales, es Nicaragua”, subrayó.

Stubbs, quien se encuentra en Nicaragua, señaló que el objetivo de su presencia en el país es para definir las estrategias de ese organismo y “acomodarlas a lo que son las prioridades del gobierno” en relación al sector rural.

Actualmente el FIDA tiene según dijo una cartera activa para Nicaragua por el orden de los 40 millones de dólares, a lo que se suman recursos del gobierno y del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Junto al gobierno el FIDA ha trabajado proyectos como Prodesec, el cual se desarrolló para apoyar los sistemas productivos en las zonas secas del país. También ha apoyado al desarrollo del Programa Productivo, a través del cual se pretende incidir en la seguridad alimentaria de las familias campesinas.

Actualmente está apoyando en el desarrollo Procaval, el que pretende ayudar a los productores en las cadenas de mercado. Así mismo pretende apoyar con otro proyecto de desarrollo en las Comunidades de la Costa Caribe.

Para el afianzamiento de los proyectos en que apoya el FIDA, la directora regional de este organismo, se reunió con los titulares del Ministerio Agropecurio, Ariel Bucardo; y del Instituto de Desarrollo Rural, Pedro Haslam; así como también del Ministerio de Hacienda, Iván Acosta.

De acuerdo a Bucardo, el gobierno pretende discutir con el Fida una nueva estrategia de desarrollo para el sector rural, la cual dará inicio en 2013.

“Tenemos la decisión de seguir avanzando en salir de la pobreza”, y con el acompañamiento de instituciones como el FIDA “estamos seguro que lo estamos logrando”.

Para valorar la importancia del FIDA en el desarrollo de programas de combate a la pobreza en el sector rural, solo basta decir, de acuerdo a Pedro Haslam, director del IDR, que solo con el programa Prodesec se logró llegar a más de 21 mil familias, y con el programa Procaval actualmente se están atendiendo entre 18 mil y 20 mil familias.