El Jefe del Ejército de Nicaragua, General Julio César Avilés Castillo, destacó que esta institución requiere actualizar su marco jurídico, con el afán de seguir sirviendo a la población nicaragüense, tal y como lo ha venido haciendo desde su fundación.

Avilés y otros miembros de la Comandancia General se reunieron por más de tres horas con miembros de la Comisión de Gobernación, a fin de dictaminar las reformas al Código Militar.

La Comisión de Gobernación inició y concluyó la consulta de la propuesta, pues la ley solamente trastoca el ámbito y la jurisdicción de nuestras Fuerzas Armadas, por tanto es la única que será consultada, aclaró el legislador Filiberto Rodríguez, Presidente de la entidad legislativa.

El general Avilés Castillo manifestó que es necesario actualizar el Código Militar porque desde 1994 a la fecha se han creado 18 nuevas estructuras dentro de la institución y se han aprobado al menos 30 leyes que tienen incidencia en el quehacer de la institución militar.

"El código militar como se le conoce fue puesto en vigencia en 1994 ya va a tener casi 20 años y desde esa fecha para acá, del 94 al 2009 producto de nuevas leyes y producto de realidades del ejercito para responder a nuestro pueblo a la nación y cumplir con esas leyes ha tenido 7 ajustes estructurales y que no están contemplados en el código cuando fue puesto en vigencia en el año 94".

Entre el periodo 1994 al 2013, Avilés indicó que se han creado 18 nuevas estructuras militares, entre las que destacan el Cuerpo de Ingenieros, el Cuerpo de Transmisión, el Batallón Ecológico, la Dirección de Asuntos Civiles y otras que nacieron después de aprobado el Código Militar a inicios de los año 90.

Las reformas a la ley 181 Código de Organización y Previsión Social Militar, también requiere incorporar conceptos relacionados a una treintena de iniciativas que han sido aprobadas en los últimos 20 años y que se relacionan al quehacer y trabajo del Ejército de Nicaragua.

Avilés subrayó que leyes como el Código Penal Militar, Ley de Costa, Ley del Medio Ambiente, Ley de Aeronáutica, así como las leyes de Defensa Nacional, Seguridad Democrática y de Régimen de Fronteras, son parte de la jurisdicción de la ley 181.

“Todas estas leyes y más específicamente estas seis tiene una incidencia directa en el quehacer institucional, de tal manera que las reformas contempla atraer, no estamos haciendo un compendió de la ley, sino que trae hacia la reforma todos estos cuerpos de ley su concepto y le da una mayor fortaleza, eso es lo que se está planteando”, señaló Avilés.

Esta reforma contempla la posibilidad que oficiales en condición de retiro puedan reincorporarse al cuerpo castrense, Avilés aclaró que solamente serán aquellos que en los últimos años recibieron altos estudios militares y que por interés supremo puedan incorporarse de forma temporal.

“No es que vamos hacer un llamado general, masivo, no, no es así, lo que tenemos planteado es la posibilidad de hablar y por un mutuo acuerdo con compañeros que se prepararon en el exterior, con altas especialidades que no tienen nuestras universidades, que son para estrictamente militares, la posibilidad de atraerlos por mutuo acuerdo y que ellos se integren en tiempos que la institución requiera de manera temporal a una condición especial dentro del ejercito”

Ejemplificó que durante los años 80 muchos oficiales recibieron altos estudios militares, entre los que destacan ingenieros navales, aéreos, especialistas en artillería, blindaje, en fusilaje e ingenieros en combustible.

Ese tipo de preparación no fue posible durante los últimos años, por tanto se requiere la experiencia de algunos de estos compañeros, los que posiblemente podrán ser reincorporados mediante mutuo acuerdo y por un tiempo especifico.

Rechazó aquellos argumentos que señalan que la reforma al Código Militar se hace con criterios políticos y no bajo los preceptos jurídicos y técnicos que hacen necesario la actualización de la legislación militar.

“Cualquier ciudadano dice cualquier cosa, en el Ejército de Nicaragua nosotros no hacemos política, ahora en la comisión no hemos hablado absolutamente nada de política, hemos hablado de la parte formativa de nuestro personal que en la ley dice que los miembros del ejército deben recibir educación cívica, de derechos humanos y ahora en este proyecto de ley que se está planteando la formación patriótica”.

Recordó que en la ley 181 se establece que el ejército es apolítico y no deliberante “y así somos, a nosotros que nos juzguen por nuestros hechos, en el ejercito hacemos lo que decimos y decimos lo que hacemos”.