La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua, se dirigió a las familias nicaragüenses tras finalizar el acto central en homenaje a un aniversario más del Tránsito a la Inmortalidad del General de Hombres y Mujeres Libres Augusto C. Sandino.

“Qué vigencia la de ese histórico manifiesto de San Albino y cómo nos inspiró a todos en la casa, en la familia se leía, se declamaba y todos admirábamos, respetábamos, conocíamos, nos comprometimos con ese Sandino invicto e inmenso, General de los Hombres y Mujeres libres”, destacó la Compañera Rosario.

Enfatizó “qué privilegio el de Nicaragua, tantos Héroes todos los días y no uno, decenas de compañeros que han ofrendado su vida por la patria con amor patrio, porque es insignificante realmente el número de apátridas de esos que no aman a su patria, no tienen corazón patriótico y al contrario sufren porque de verdad es una enfermedad, creo yo que es dolorosa. No llenarse de amor por el suelo, por la tierra sagrada que nos vio nacer, que nos vio crecer y que nos da la vida, porque los frutos de la tierra de esta tierra nuestra nos dan vida”.

Recalcó que el pueblo de Nicaragua juntos somos esperanza cierta, por eso decimos que la lucha continúa y las victorias son ciertas y en estos tiempos las victorias son cotidianas. En primer lugar, la Paz que hemos ganado con determinación, convicción, valentía, vigor, honor y gloria”.

A continuación, las declaraciones íntegras de la Compañera Rosario Murillo: