Instalar pequeños negocios para la comercialización de productos refrigerados y otros de suma necesidad, es el sueño de algunas familias de comunidades rurales de los municipios de San Juan de Río Coco en el departamento de Madriz y Quilalí en el departamento de Nueva Segovia y que lograran cumplir gracias al proyecto de electrificación que el Gobierno del Frente Sandinista ha ejecutado para llevarles energía eléctrica hasta sus hogares.

Con una inversión superior a los C$2.8 millones el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional que preside el Comandante Daniel Ortega Saavedra restituyó el derecho a la energía eléctrica a 631 habitantes de 127 viviendas de las comunidades San Lucas sector 1 y La Ventina del municipio de San Juan de Río Coco en el departamento de Madriz y Arenales sector 1 del municipio de Quilalí en el departamento de Nueva Segovia.

Con el fin de continuar impulsando el desarrollo socioeconómico y brindar seguridad a las familias de estas comunidades a través de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) construyó 6.87 kilómetros de redes de distribución para garantizarle el fluido eléctrico a las 127 familias de ambas comunidades.

“Esta es la primera vez que tenemos luz eléctrica en la casa y estamos muy contentas y satisfechas por este gran logro para la comunidad, por esta esperanza que nos han traído para que nosotros nos desarrollemos y vivamos dignamente”, comentó Alejandra Zamora.

Rosa Argentina Ramírez, habitante de la comunidad San Lucas sector 1 del municipio de San Juan de Río Coco afirma que con la instalación del fluido eléctrico en su comunidad se le ha cumplido un sueño a todos sus pobladores que ya anhelaban y necesitaban tener energía electica en sus viviendas para facilitar y mejorar sus vidas.

“Yo siempre he soñado con tener un negocio ya que es rentable porque tenemos el campo de beisbol al frente y mucha gente me dice: a vos te renta un negocio, pero a veces hace falta la energía porque ustedes saben que si los jugadores se cansan necesitan agua fresca y si me pongo a vender cosas que no son refrigeradas no se venden, entonces gracias a Dios que ya voy a poder tener un negocio porque ya tenemos energía eléctrica”, expresó Ramírez.

Edwin Saúl Herrera, poblador de la comunidad Arenales del municipio de Quilali, dijo sentirse muy agradecido con Dios y con el Gobierno del Comandante Daniel Ortega por trabajar en pro de lograr el desarrollo de comunidades que por muchos años estuvieron en completo abandono por los gobiernos anteriores y que hoy no solo ven restituidos sus derechos a una vida mejor, sino que se les está garantizando la oportunidad de alcanzar el desarrollo económico de la comunidad y de sus propias familias.

“No teníamos energía, la energía llegó con nuestro Gobierno revolucionario que es el único que se ha preocupado para que gocemos de este beneficio, para que tengamos nuestros derechos restituidos y ahora nuestra vida va a cambiar porque si compramos una refrigeradora vamos a poder tener helados, hielo y frescos que vamos a vender a los vecinos, ya no vamos a tener que comprarlo lejos de nuestras casas. Pero también si tenemos que hacer tareas en la casa lo podemos hacer por las noches, los muchachos pueden hacer sus tareas escolares”, manifestó Emilia Espinales García.

“Hemos podido ver que ya en las viviendas de esta comunidad ya cuentan con el servicio de energía eléctrica, tendrán una feliz Navidad, un nuevo año venturoso y así como ellos muchas de las comunidades de Nicaragua se van a beneficiar en los cuatro puntos cardinales”, declaró Mario Esquivel, representante de la presidencia ejecutiva de Enatrel.

Esquivel explicó que en la medida que van llevando la energía eléctrica a las diferentes comunidades se reciben nuevas demandas del servicio eléctrico, las que serán debidamente atendidas en el proceso de electrificación que el Gobierno viene ejecutando desde el año 2012 y que tiene como meta electrificar al menos 86% del territorio para el año 2016.