El Presidente de la República, comandante Daniel Ortega, y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, asistieron a un almuerzo con el enviado especial del Papa Francisco, Cardenal Nicolás de Jesús López, en reconocimiento a su participación en el Centenario de la Provincia Eclesiástica de Nicaragua.

El almuerzo se realizó en la sede de la Nunciatura Apostólica en Nicaragua, en la que participaron el Nuncio Fortunatus Nwachukwu, Su Eminencia Cardenal Miguel Obando y Bravo, así como los obispos de la Conferencia Episcopal encabezados por el Arzobispo de Managua, Monseñor Leopoldo Brenes.

El comandante Daniel y la compañera Rosario estuvieron aproximadamente 2 horas y media en la sede de la nunciatura. El encuentro concluyó a eso de las 03:40 minutos de la tarde cuando salió Su Eminencia Cardenal Miguel Obando y Bravo y minutos después el comandante Daniel y la compañera Rosario, que desde el vehículo saludaron a los medios de prensa.

A eso de las cuatro de la tarde salió el Obispo de León Bosco Vivas a bordo de su vehículo y posteriormente Monseñor René Sandigo Presidente de la Conferencia Episcopal, quien brindó unas breves palabras.

Monseñor Sandigo calificó el encuentro de muy positivo y que permitirá en un futuro seguir trabajando por el bienestar del país.

“Ha sido un encuentro, digamos, de acercamiento, yo creo que esto puede abrir la posibilidad de que en el futuro trabajemos todos por el crecimiento del país”, señaló Sándigo al salir de la sede de la Nunciatura ubicada en el sector del kilómetro 12 de la carretera sur.

“Creo que tarde o temprano estos encuentros eran necesarios hacerlos para el bien de la institucionalidad, para el bien del pueblo nicaragüense”, expresó Sándigo.

Agregó que el Papa Francisco está promoviendo la cultura del encuentro “ya lo hizo desde Aparecida, hoy mismo el Papa está insistiendo en esa cultura del encuentro y la Iglesia nunca ha estado cerrada a eso”.

El prelado concluyó diciendo que espera que la Iglesia siga siendo "fermento de encuentro y unidad entre todos los nicaragüenses".