Un sismo de 6.2 grados en las escala de Richter fue el escenario en que se desarrollo el simulacro de terremoto y posterior incendio en el Mercado Candelaria y lugares aledaños del distrito II de Managua.

Este simulacro fue desarrollado por Sinapred, la Cruz Roja, la Defensa Civil, la Policía Nacional, los Gabinetes del Poder de las Familias y Comunidades, la Alcaldía de Managua y por la Juventud organizada.

Con este simulacro se culmina una serie de ejercicios de este tipo en el distrito II de la ciudad capital, en donde los pobladores y las instituciones de socorro demostraron no solo lo preparados que están ante un fenómenos de esta naturaleza, sino también que evaluaron todas aquellas debilidades que quedan pendientes por superar.

El teniente coronel Álvaro Rivas, segundo Jefe de la Defensa Civil, explicó que ante cualquier evento que acontezca las unidades de socorro ya saben por dónde entrar a los puntos críticos.

“Lejos de tener debilidades más bien tenemos fortalezas al día de hoy (pero) hay que seguir mejorando”, dijo Rivas, asegurando que este es un proceso que debe seguir siendo mejorando.

Según la evaluación hecha por la Defensa Civil, en el caso de los mercados, las rutas de evacuación ya están señalizadas, las zonas de seguridad determinadas, y organizadas las brigadas de primera respuesta.

Para la población del sector la preparación de este simulacro conllevó un mes de intenso trabajo.

“Tenemos como un mes de estar trabajando, preparándonos para este día, lo cual creo es importante porque de darse una emergencia en tiempo real nosotros sabríamos qué hacer”, refirió Guadalupe Arellano.

Para los comerciantes del mercado Candelaria, igualmente la preparación es clave.
“En este simulacro estamos implementando todos los conocimientos teóricos y prácticos que hemos adquirido gracias a las capacitaciones que nos han brindado las instituciones del Estado”, señaló Bismark Berrios jefe de la brigada de este mercado.