Para el analista político y prestigioso historiador nicaragüense, doctor Aldo Díaz Lacayo, el gobierno colombiano del Presidente Juan Manuel Santos ya se quedó sin recursos jurídicos para poder apelar contra el contundente fallo dictado por la Corte Internacional de Justica (CIJ), mismo que restituyó más de 90 mil kilómetros cuadrados de territorio marítimo a Nicaragua el pasado 19 de noviembre de 2012.

“La Sentencia ya está dada. Los ruidos políticos alrededor de sentencias judiciales siempre tienen un origen en diferencias políticas internas en cada país, lo que están haciendo ahora (autoridades del gobierno colombiano) es magnificar estas diferencias a través de un elemento cohesionante. Es decir, se está promoviendo el chovinismo”, manifestó el experto.

Tras participar en el acto de celebración del II Aniversario de fundación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en Managua, Díaz Lacayo argumentó que Colombia ya no tiene más opciones jurídicas para negar el fallo dictado por el máximo tribunal internacional en La Haya.

“Colombia no tienen ninguna opción jurídica, este es un rechazo político. En términos jurídicos, cuando hay una sentencia de última instancia, ya no hay más recursos. Jurídicamente ya no tiene ningún recurso, políticamente tiene recursos hacia dentro, no hacia afuera”, sostuvo el analista político durante una entrevista en el Palacio Nacional de la Cultura.

El pasado 27 de noviembre (2013), el Gobierno de Nicaragua, liderado por el Presidente Daniel Ortega, introdujo ante la Corte Internacional de Justicia una nueva denuncia contra Colombia por violaciones a los derechos soberanos en las zonas restituidas en el Mar Caribe, al igual que por amenazas con el uso de la fuerza por parte del país sudamericano.