Confiados en Dios, los comerciantes del mercado oriental que fueron afectados por un voraz incendio este año se aprestan a iniciar una nueva etapa en sus vidas, agradeciendo el acompañamiento que recibieron del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

La mayoría de los tramos siniestrados fueron reconstruidos con apoyo de la municipalidad y para reiniciar la actividad comercial los afectados accedieron a un crédito justo.

Nubia Solís, dueña de una de las tiendas afectadas, expresó que iniciar todo es lento pero se debe tener mucha paciencia.

"Este inicio es lento, es como volver a empezar y debemos tener mucha paciencia, pero siempre el amor a nuestros hijos es lo que nos saca adelante", comentó.

Solís agradeció el apoyo recibido de parte del gobierno, explicando que sólo Dios es el único que mueve los corazones a través de su voluntad.

Los comerciantes comentaron que en las últimas semanas han realizado cultos y oraciones para agradecer a Dios por el nuevo comienzo, pedir por las ventas en esta temporada y para que continúe bendiciendo al gobierno.
Miguel López, otro afectado, explicó que ellos tienen esperanza en esta temporada para realizar buenas ventas y honrar sus compromisos.

"El gobierno nos ayudó bastante y con esa ayuda nos pusimos en pie", manifestó.

También doña Margot Mejía dijo estar feliz porque este fin de semana reabrirá su negocio.

"Todos los tramos estan llenos en la próxima semana estamos todos completos", aseguró Mejía, quien también agradeció la respuesta inmediata del gobierno ante la situación inesperada.

Finalmente Ernesto Romero, otro dueño de tramo, comentó que los tramos quedaron seguros y bonitos.

"Los tramos quedaron mucho mejores. Se ven muy bonitos los negocios y estamos listos para iniciar", dijo sonriendo.