Con el apoyo de la Virgen María, iremos alcanzando mayor acceso a la energía eléctrica, incluso para aquellas familias de Nicaragua que están en las zonas rurales, expresó el Ministro de Energía y Minas, compañero Emilio Rappaccioli.

Tras celebrarse la Purísima en honor a la Inmaculada Concepción de María, el titular del MEM, reiteró su fe en que este próximo año el pueblo y Gobierno de Nicaragua seguirán avanzando en su lucha firme contra la pobreza, tal y como se han trazado las metas en el Programa Nacional de Desarrollo Humano (PNDH).

Rappaccioli destacó los importantes avances que este país ha tenido en materia de electrificación. Sostuvo que desde que el Gobierno Sandinista, liderado por el Comandante Daniel Ortega asumió este mandato en 2007, Nicaragua apenas contaba con un 49% de acceso a la energía, cifra que hasta la fecha ha incrementado aceleradamente en un 75%.

“Estamos seguros que en unos cuatro años vamos a estar llegando a un 88% (de electrificación). Lo que está haciendo nuestro Presidente Daniel para mejorar la situación de todos los nicaragüenses es grande, pero en especial a las familias con menos ingresos, a las familias que tienen mayores niveles de pobreza”, manifestó.

Al celebrarse el séptimo día de la Novena, en homenaje a la Madre de Dios, el Ministerio de Energía y Minas, manifestó que todo el personal de esta institución, se ha reunido para darle las gracias a la Virgen por las tantas bendiciones derramadas durante este 2013.

“Con esto lo que estamos haciendo es confirmar y reiterar el amor a la Madre de Dios, a la Virgen María, cuyo aporte es primordial en todos los esfuerzos que estamos haciendo como Gobierno. Como todos los años, estamos siguiendo el ejemplo de nuestro Presidente Daniel y la compañera Rosario, de todo nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional”, expresó.

Rappaccioli refirió que con todos los esfuerzos que está haciendo este Gobierno Sandinista al impulsar una serie de proyectos sociales para el bienestar del pueblo, Nicaragua poco a poco irá saliendo de la pobreza, además de mejorar la tasa de empleos y crear más oportunidades para las familias de escasos recursos.