Miles de nicaragüenses celebraron este lunes el centenario de la Provincia Eclesiástica de Nicaragua. La celebración se realizó con una misa campal oficiada por el enviado especial del Papa, el cardenal de Santo Domingo, Nicolás de Jesús López, en los predios de la Catedral Metropolitana de Managua.

En este acto solemne estuvieron presentes Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo; el Arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes; el Nuncio Apostólico de Nicaragua, Fortunatus Nwachukwu; los Arzobispos de todo Centroamérica y los máximos representantes de la Iglesia Católica Nicaragüense.

La Provincia Eclesiástica de Nicaragua nació un 2 de diciembre de 1913, por decisión del Papa Pio X, y producto de esta nacieron la Diócesis de Managua, la Diócesis de Granada y el Vicariato Apostólico de Bluefields.

Para los católicos nicaragüenses esta decisión contribuyó a fortalecer y a expandir la fe en todo el territorio nacional, de allí que este centenario fuera acogido con un derroche de alegría pero sobre todo con cristianismo y amor a Dios.

El Cardenal Nicolás de Jesús López, agradeció profundamente la distinción que le hizo el Papa Francisco enviándolo como su representante a esta celebración de la fe cristiana en Nicaragua.

“Ha habido en Nicaragua un dinamismo impresionante, desde aquella diócesis original (la diócesis de León), hasta las más recientes. Debemos hoy con todos los obispos de Nicaragua, con todos los sacerdotes y diáconos dar gracias al Señor por todo lo que ha derramado sobre este país en estos ya largos siglos”, manifestó.

También llamó a los fieles a poner en práctica los principios cristianos enunciados por el Apóstol San Pablo, sobre todo ahora que a 100 años de la Provincia Eclesiástica sus palabras adquieren un significado especial.

El Cardenal López durante la misa hizo un especial reconocimiento al Cardenal Miguel Obando y Bravo por su labor pastoral durante tantos años.

Dijo que para América es una gratitud haber dado a la Iglesia al Papa Francisco, el cual eleva la esperanza en el continente y en el mundo por su sencillez, su magisterio, y por denunciar los desequilibrios sociales.

“Son muchas las expectativas que hemos puesto en su inédito estilo de pontificado. Puede decirse que no hay día en que sus palabras susciten la atención y el interés de todo el mundo”, aseguró.

Años preparando esta celebración

El Arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, agradeció en nombre de la Conferencia Episcopal y de los fieles nicaragüenses el honor que le ha hecho a Nicaragua el Cardenal López con su llegada.

Recordó a su vez que esta celebración viene preparándose desde hace tres años, de allí que la feligresía salió desde sus parroquias inclusive desde el día domingo y así estar en Managua en esta gran celebración.

Monseñor René Sándigo, presidente de la Conferencia Episcopal, destacó que en los últimos 100 años efectivamente la fe de los nicaragüenses ha crecido.

“Nicaragua es una Iglesia que está marchando en la Fe”, aseguró.

Nicaragua quiere visita del Papa

Manifestó también los deseos del pueblo nicaragüense de que el Papa Francisco pueda visitar el país.

“¡Cuánto quisiéramos que él en persona viviera a Nicaragua!”, dijo Sándigo ante el clamor de los miles de fieles que se congregaron en el atrio de la Catedral Metropolitana.

“¡Cómo nos gustaría gritar delante de él!: ¿Quién Causa Tanta Alegría?”, añadió recordando que los nicaragüenses son un pueblo mariano.

Los feligreses también mostraron su alegría y gozo por esta celebración de la fe en Nicaragua.

“Estamos profundamente contentos y felices porque nuestra fe en Cristo se ve renovada”, sostuvo Alma Ruiz, una de las personas que desde muy temprano se concentró en la Catedral para celebrar los 100 años de la Provincia Eclesiástica.

Igual se expresó Rina María Salazar, para quien lo más importante es que la cristiandad se siga fortaleciendo en nuestro país.

“Como católicos tenemos que amar al prójimo, honrar a Dios y seguir propagando nuestra fe. Ese es el mandato de Jesucristo”, indicó.

Una celebración extraordinaria

Tras culminar la misa, el Cardenal Nicolás de Jesús López, catalogó esta celebración como extraordinaria, ya que corresponde con “la religiosidad profundad y la devoción del pueblo nicaragüense”.

“Esta demostración de hoy es una señal entre otras muchas, de cómo siente, de cómo vive el pueblo nicaragüense su fe. Así que yo quiero felicitar de corazón a Nicaragua. Así se lo haré saber al Papa Francisco a quien represento en estos momentos”, subrayó López.

Durante esta celebración estuvieron presentes el Vicepresidente de Nicaragua, Moisés Omar Halleslevens y el Presidente de la Asamblea Nacional, diputado René Núñez.