Nicaragua entera canta y vive a la Santísima Virgen María durante estas fiestas tradicionales y religiosas, expresó con mucha alegría y devoción mariana el Padre Neguib Eslaquit, Director del Centro de Retiro Espiritual Betania, de Dolores, Carazo.

Tras cantarle a la Inmaculada Concepción de María desde la luminosa Avenida de Bolívar a Chávez, acompañado de la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, el padre Eslaquit destacó el fervor que el pueblo de Nicaragua tiene hacia la Madre Santísima.

“Con estos Altares Móviles que se están distribuyendo por los distintos distritos, y recorriendo la capital, se está acrecentando el fervor Cristiano y el fervor Mariano de todo nuestro pueblo nicaragüense”, expresó.

“María es la Reina de la Paz”

Luego de cantarle a la Virgen María, con guitarra en mano, el líder religioso sostuvo que Nicaragua entera está muy contenta al celebrar esta fiesta nacional como es La Gritería.

“Estamos contentos todos y todas, especialmente con tanto apoyo que hemos tenido de nuestro Gobierno, presidido por nuestro Comandante Daniel, la compañera Rosario Murillo y con todo el equipo de trabajadores, para hacer de toda Nicaragua una fiesta entera, una fiesta de fraternidad, de alegría, de paz, porque María es la reina de la Paz”, manifestó.

El Padre Eslaquit reiteró que durante estas fiestas marianas, todo el pueblo católico de Nicaragua se une en amor para cantar y orar a la Madre de Cristo Jesús, quien ha derramado sus bendiciones sobre las familias de este país, y ha cosechado importantes victorias hasta llegar a tener esta patria bendecida y prosperada.