Nicaragua celebra con mucho gozo y jubilo este 2 de diciembre el centenario de la Provincia Eclesiástica con la bendición del Papa Francisco, destacó durante una entrevista con los medios de la Familia y la Comunidad, el Arzobispo de Managua, Monseñor Leopoldo Brenes.

“Al celebrar los cien años, con la bendición del Papa Francisco, también nos está diciendo a los obispos (el Sumo Pontífice), que estemos cercanos al pueblo, que estemos cercanos a las ovejas, y por eso creo que celebrar este centenario es también celebrar la cercanía del Papa Francisco”, expresó.

Monseñor Brenes enfatizó que a tan solo siete días de celebrarse el centenario de la Provincia Eclesiástica en Nicaragua, el Papa Francisco hizo conocer la carta ‘La alegría del evangelio’, lo cual marca una pauta para todos los fieles católicos de este país.

“El Papa Francisco nos decía ‘vayan con el mundo’, y creo que eso va a ser parte de esto, al fortalecer esta iglesia de Nicaragua, como una iglesia misionera. El compromiso sería, como decía el Papa Francisco, que Cristo sea el centro de nuestras vidas”, expuso.

Se han incrementado el número de parroquias

El líder religioso rememoró que fue San Pío X quien fundó en Nicaragua esta provincia eclesiástica, y se interesó mucho para que los arzobispos estuvieran más cerca con el pueblo.

“Fue viendo como muchas diócesis en América Latina solamente tenían un obispo para todo un país. Resulta difícil que un pastor pueda abarcar todo esto. San Pío X pensó que esta diócesis de León de Nicaragua dividirla en cuatro partes (León, Managua, Granada y el Vicariato Apostólico de Bluefields)”, explicó.

Monseñor Brenes indicó que fue a medida que pasó el tiempo que se vio la necesidad de crear nuevas jurisdicciones eclesiásticas. En 1924 se hizo la diócesis de Matagalpa; en 1962 se creó la de Estelí, y en los años noventa se crearon las diócesis de Juigalpa y Jinotega.

“Hemos ido consolidando el número de parroquias. Hoy son más de 300 parroquias que tiene el país; además se han celebrado dos concilios; se han ido consolidando las asambleas pastorales, ha habido ordenaciones sacerdotales, hay más de 400 sacerdotes en el país”, precisó.

Brenes destacó que al Provincia Eclesiástica en Nicaragua ha tenido muy buenos resultados, mismos que se reflejan en el fortalecimiento del compromiso de los laicos mediante la celebración del concilio del Vaticano II, hace 50 años.

“Tenemos un laicado bien comprometido; y en el campo tenemos a los delegados de la palabra que cada jueves y cada domingo celebran la palabra de Dios. Además de que se está trabajando fuertemente en la evangelización y en la celebración de la pasión, muerte y resurrección del Señor Jesucristo”, indicó.

Tenemos que fortalecer ‘tres grandes amores’

El Arzobispo de Managua refirió que lo más importante es que el pueblo católico de Nicaragua está celebrando con júbilo estos cien años de la Provincia Eclesiástica, además indicó que esta fiesta también debe de significar ‘un encuentro con Jesucristo’.

“Ya lo decía Su Eminencia el señor Cardenal (Miguel Obando y Bravo) en la primera visita que tuvo el Papa Juan Pablo II ‘Nicaragua tiene tres grandes amores: el amor a Jesús, el amor a la Virgen y el amor al Papa’; y yo creo que en este centenario tenemos que fortalecer estos tres grandes amores”, exhortó Monseñor Brenes.

En los cien años de historia de la provincia eclesiástica, Nicaragua ha contado con el liderazgo de Monseñor José Antonio Lezcano, Monseñor Alejandro González y Robleto, Su Eminencia Reverendísima Monseñor Miguel Obando y Bravo y Monseñor Leopoldo Brenes.