Con mucho orden y movidos por la devoción y el fervor mariano, pobladores de las comarcas Chiquilistagua, Cedro Galán y Nejapa en el Distrito III de Managua, participaron en la celebración del segundo día de la Novena a la Purísima Concepción de María.

En horas de la tarde de este viernes 29 de noviembre, las familias de estas comunidades se desbordaron en las instalaciones del Colegio Público de Chiquilistagua para cantarle con fervor y religiosidad a la imagen de la Inmaculada Concepción de María en altar móvil que la Alcaldía de Managua construyó para llevar la celebración mariana a diferentes barrios de la capital, altar decorado con las artesanías representativas de las festividades dedicadas a la patrona de los nicaragüenses.

Muy agradecidos con el Gobierno del Frente Sandinista, se mostraron todos los asistentes a la celebración mariana, por estar acompañando al pueblo y llevándoles un poco de alegría y una muestra de solidaridad con las tradicionales gorras.

Miriam Vargas Gutiérrez afirmó que acercar las festividades marianas a la población con la realización de purísimas propiamente en las comunidades es una decisión muy sabia para promover en los nicaragüenses la conservación de nuestra cultura y tradición, pero también representa mucha alegría para la población.

“Es algo muy bonito lo que está haciendo el gobierno para nosotros, y es primera vez que se hace esta actividad aquí en Chiquilistagua y para mí está todo bien y hemos venido aquí a rezarle a la virgen María y esperamos que todos los años se celebre este tipo de eventos, porque solo con el Gobierno del Frente Sandinista se puede lograr que mantengamos nuestras tradiciones”, expresó María Antonia Sobalvarro.

María Auxiliadora Rosales dijo sentirse muy contenta de haber participado en la Purísima que el Gobierno municipal ha llevado hasta su comunidad, porque así las personas que no le cantan a la Virgen María aquí tienen la oportunidad de demostrar su devoción y cantarle, porque en sus corazones llevan los cantos y hoy le piden por su salud y le agradecen que los tenga con bien.

“Yo pienso que esta celebración es muy buena para el pueblo de Nicaragua y muchas gracias al Presidente Daniel Ortega por estar haciendo esto para los pobres. Es primera vez que se hace esta celebración cerca de la comunidad y como católicos le agradecemos al Gobierno por este gesto”, comentó Yolanda Cruz.