El Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo presidieron este viernes la XVI Graduación de Cadetes de la Policía Nacional.

El acto se realizó en la Plaza de la Revolución y en este el comandante Daniel y la compañera Rosario estuvieron acompañados por la Directora de la Policía, primera comisionada Aminta Granera Sacasa, Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando; el Jefe del Ejército, general Julio César Avilés; la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales; el presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas; representantes de las principales instituciones del Estado, y otros invitados especiales.

En total fueron 36 miembros de la institución del orden quienes recibieron sus diplomas de graduación de manos del mandatario nicaragüense y de la jefa policial. Entre estos estuvo el Primer Expediente Moisés Argüello Sánchez, con un promedio de 91.14 y originario de San Carlos, Rio San Juan, quien al tomar la palabra indicó que como graduandos dedicaron esta promoción al líder de la Revolución Bolivariana, comandante Hugo Chávez Frías.

De los 36 graduados, 9 son mujeres y 27 varones.

Durante su mensaje el comandante Daniel Ortega, recordó que la Policía Nacional al igual que el Ejército de Nicaragua, nació con la Revolución Popular Sandinista del 19 de julio de 1979.

“Nacía con las esperanzas de todo un pueblo luchando por la justicia, luchando por la libertad”, manifestó.

Servirle al pueblo es servirle a Dios

El comandante recordó a los graduados la importancia del servicio al pueblo, lo cual va en correspondencia con el servicio al Creador.

“Servirle al pueblo es servirle a Dios, y eso tiene que estar allí grabado siempre en el corazón de todos ustedes. Servirle al pueblo es servirle a Dios como le sirvió nuestro querido hermano el comandante Hugo Rafael Chávez Frías, a quien ustedes hoy le están dedicando su promoción”, aseguró.

Daniel señaló que para el pueblo venezolano es un honor que los jóvenes policías nicaragüenses le dediquen a un hijo de Bolívar y de Sandino este acto de graduación.

Aseguró que el pueblo de Nicaragua demanda mayor seguridad para tener más bienestar y trabajo. Esto pasa necesariamente por la disposición que deben tener instituciones como la Policía y el Ejército de encarnarse en el pueblo, indicó.

En este sentido dijo que el pueblo lucha en tiempos de paz por mejores condiciones de vida desde el campo económico, productivo, social, turístico y desde los grandes proyectos como el Canal Interocéanico.

El líder sandinista agradeció la cooperación y solidaridad incondicional de la Federación Rusa, gracias a lo cual se ha logrado fortalecer a la Policía Nacional y al Ejército de Nicaragua en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.

Aprovechó la oportunidad también para expresar su solidaridad con China, país que ya se está viendo azotado por actos de terrorismo.

El comandante Daniel subrayó que el pueblo Nicaragüense ya le está rindiendo homenaje a la Virgen María y preparándose para celebrar las Fiestas de Navidad y Año Nuevo. Igualmente señaló que el pueblo también está a pocos días de conmemorar el centenario de la Provincia Eclesiástica de Nicaragua que dio origen a la Diócesis de Managua, de la cual el Cardenal Miguel Obando y Bravo fue arzobispo.