La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, reflexionó que la Policía Nacional va creciendo a la par del pueblo nicaragüense para servirle mejor, con disposición de vocación, compromiso y la conciencia alzada en sus miembros que se han formado en valores.

Al finalizar la XVI Ceremonia de Graduación de Cadetes de la Policía Nacional, Rosario resaltó que los 36 nuevos inspectores graduados, empiezan su carrera de servicio cuando las familias nicaragüenses demandan más seguridad, tranquilidad y compromiso de parte de la Policía Nacional.

En ese sentido, afirmó que servirle al pueblo es un privilegio “es una bendición poder disponer nuestras vidas en función de una misión, de un apostolado. En este caso son muchachos y muchachas inspectores de policía que van a traer más calidad al trabajo de la Policía Nacional, a su servicio”.

La Compañera manifestó que la formación académica de los jóvenes estuvo acompañada de la formación cotidiana en valores, resaltando la vocación cristiana, socialista y solidaria del pueblo nicaragüense y “pensando siempre en poner el corazón en lo que hacemos en desarrollar todas las tareas con cariño, con afecto, con amor”.

Rosario resaltó el acompañamiento de las familias de cada joven, el cual fue vital para que culminaran con éxito sus estudios.

“Es una bendición de que cada uno nos sintamos orgullosos y contentos de tener familia y sepamos que la familia es el núcleo fundamental de la sociedad donde aprendemos a convivir, a compartir y a servir”, señaló la Compañera.

Rosario también recordó que los próximos días son de fiesta y celebraciones tradicionales y marianas, en donde existe un equilibrio entre la tradición, la religiosidad y los festejos mundanos que se deben de conservar dentro del marco de lo sencillo.

Finalmente, expresó que las familias nicaragüenses se muestran contentas de avanzar en las rutas de restitución de derechos y señaló que cada día que pasa se hace más evidente que en nuestro país hay verdadera reconciliación y unidad.

“Nos llamamos a eso todos los días y es un llamado genuino, real, no es un llamado propagandístico, no es un llamado publicitario y en estos días de navidad es cuando más debemos apropiarnos de ese sentimiento profundamente cristiano, la reconciliación y la unidad que junto a los programas de restitución de derechos, junto a la seguridad que promueve la Policía Nacional, que es también un derecho, nos asegura en nuestro país la Paz y el futuro”, concluyó Rosario.