Al grito de ¿Quién Causa tanta alegría? ¡La Concepción de María!, iniciaron la noche de este jueves 28 de Noviembre de 2013 las fiesta marianas en honor a la Patrona de los granadinos Inmaculada Concepción de María.

La Santa Iglesia de Catedral, se vio invadida por miles de feligreses nicaragüenses, granadinos particularmente, que llegaron desde horas tempranas para acompañar a la banda del Ejército de Nicaragua en un solemne concierto, y posteriormente participar en la Santa Misa en honor a la patrona de los granadinos.

A eso de las siete de la noche, la alegría y los gritos de fervor y devoción mariano se escucharon en una sola voz. Bajo un cielo alumbrado de colorido y un ambiente lleno de amor, fe y devoción cristiana, la población acompañó en un corto recorrido por los alrededores de la Catedral la venerada imagen de la Conchita.

El Pueblo Católico de la ciudad colonial y de Nicaragua mantuvo un ambiente repleto de alegría. Los pañuelos blancos se alzaban de manos de devotos de la madre de Dios, los aplausos parecían no terminar, y por supuesto los gritos a todo pulmón con los Vivas a María.

Mientras los cohetes, morteros y los juegos pirotécnicos daban un mejor ambiente a la celebración que durará nueve días, hasta la subida de la imagen, las fuertes sirenas de las ambulancias, de los cuerpos de Bomberos y los campanazos, hacían saber a quienes no pudieron asistir, que la imagen de María ya era bajada de su altar y que recorría los alrededores de la iglesia catedral.

La imagen fue cargada en hombros de miembros del Ejército Nicaragua, quienes la reguardaron en todo el recorrido acompañado de su banda musical, la Policía Nacional y de la población. En el recorrido, el rostro iluminado por finas luces, daban a la imagen de la Inmaculada un toque de realce único, elegancia y belleza.

La Conchita estará recorriendo las principales calles de la cuidad durante el novenario que finalizará el 08 de Diciembre con la tradicional subida. En el novenario se realizan procesiones con la imagen en los barrios y se efectúan misas matutinas. Es una fiesta en la que participan miles de laicos creyente en la Inmaculada Concepción de María.