Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando instó al pueblo de Nicaragua, a sumarse a las celebraciones del novenario de la Purísima Concepción de María, con verdadera fe cristiana y con infinito amor a la Virgen María.

“Nicaragua es un pueblo mariano, es un pueblo devoto de la Santísima Virgen y estoy seguro que va a participar con ese entusiasmo que le caracteriza en la fiesta de la Inmaculada Concepción”, señaló el Cardenal Miguel después de participar de los actos que la Asamblea Nacional le realizó al Centenario de la Provincia Eclesiástica de Managua.

Monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), pidió a los nicaragüenses celebrar el novenario de la Purísima con mucho fervor religioso, ya que el ambiente está creado para honrar a la Virgen María.

“Esperamos como siempre que el pueblo nicaragüense disfrute estas fiestas porque es en honor a la Virgen, a ella la honramos, pero también el pueblo se regocija, es una alegría la que vive a celebrar. Invitamos al pueblo nicaragüense a que viva con devoción esta fiesta de la Purísima y alimente esa fe y esa alegría”, dijo Sandigo.

El Padre Antonio Castro, cura párroco de la Iglesia La Merced en el barrio Larreynaga, dijo que el novenario debe ayudar a fortalecer la fe de los nicaragüenses, pues a como dice la frase María es de Nicaragua, Nicaragua es de María.

“María es modelo de justicia, de dignidad, de respeto, de ternura y de amor, ese es el sentido que le damos a la fiesta de María en estos días”, señaló Castro.

Destacan originalidad de altares

Su Eminencia destacó la originalidad y belleza de los más de 30 altares que el pueblo trabajador de Nicaragua, instaló a lo largo y ancho de la Avenida de Bolívar a Chávez, señalando que cada diseño es fruto de ese amor que los nicaragüenses tiene a la Virgen María.

“Ojalá que tratemos de imitar a María que es modelo perfecto del cristiano, imagen ideal de la Iglesia y estrella del evangelización”, señaló el alto prelado.

Sobre los altares, Monseñor Sándigo afirmó que esto ayuda a mantener viva la expresión de fe de las familias y manifiesta ese cariño hermoso que le tenemos a la madre de Jesucristo.

“La sentimos muy cerca, los nicaragüenses se regocijan con este tipo de expresiones de fe y devoción. Me gusta la expresión de fe que todos, a través de los altares en efecto, a través de los rezos, de los cantos y del compartir las gorras, manifiestan”, declaró el líder espiritual de los chontaleños.

El padre Castro resaltó la belleza de cada altar, mismos que reflejan lo que cada institución está realizando en pro de la restitución de los derechos de las familias.

“¡Viva la Virgen María, Viva Jesucristo!”

Mientras el Nuncio Apostólico Fortunatus Nwachukwu, dio vivas a la Purísima y a Jesucristo.

“¡Que viva María en nuestros corazones, en nuestros hogares, que sea verdaderamente fuente de aquellos sentimientos, de aquellos dones, de aquellas cualidades de una verdadera madre! Que sepamos que no podemos celebrar a la Virgen y maltratar también a las mujeres, esto también es importante".

Finalmente se declaró fascinado con los Altares a la Purísima, colocados en la Avenida de Bolívar a Chávez.

"Es una hermosura única, es como un concierto de luces y de belleza”, manifestó el Nuncio.