Lejos de respetar el derecho internacional y de promover el diálogo como mecanismo para solucionar los conflictos, el presidente Juan Manuel Santos expresó en tono guerrerista su posición de "defender a cualquier costo" la plataforma continental en la que se encuentra la Isla de San Andrés y Providencia y Santa Catalina.

El mandatario cuestionó duramente la nueva demanda del Gobierno de Nicaragua, presidido por el Comandante Daniel Ortega, ante la Corte Internacional de Justicia que pretende que la CIJ declare que Colombia "no cumple la obligación que le incumbe de no violar los espacios marítimos de Nicaragua".

Lo anterior, después del fallo de 2012 que definió los límites marítimos entre Colombia y Nicaragua, este último país tiene la mirada puesta en que ese tribunal le reconozca el derecho a su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas desde su costa en el Caribe.

"La última demanda de Nicaragua es absurda, no tiene ningún sentido", señaló el presidente Santos.

El mandatario manifestó que Managua lo que busca es provocar a Bogotá, “así como provocan a sus vecinos”, dijo también, en alusión a Costa Rica, país que igualmente se niega a reconocer espacios territoriales nicaragüenses, y que ha evidenciado un acercamiento hacia el país sudamericano con el fin de unir voces a nivel internacional para desprestigiar a nuestra nación.

Cabe señalar que el Presidente Daniel Ortega ha expresado en distintas oportunidades su voluntad de diálogo y acercamiento para solucionar estos conflictos.