El segundo taller para comisiones de Elegibilidad de los países de Mesoamérica, se está llevando a cabo en Nicaragua con la participación de representantes del Gobierno, Alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), EL Sistema de Integración Centroamericano (SICA), la Oficina de Cooperación Europea (OCE), comisiones de Centroamérica y México, con el objetivo de fortalecer los temas en materia de protección y respuesta a los refugiados que salen de sus países por diferentes conflictos tanto políticos, sociales y de narcotráfico.

La Ministra de Gobernación de Nicaragua, Ana Isabel Morales Mazún, explicó que “la reunión es para compartir experiencias en cuanto a la protección que le está dando cada país centroamericano a los refugiados y refugiadas, a los apátrida, a las víctimas de trata de persona, a los niños, niñas y adolescentes, mujeres víctimas de violencia que merecen una protección especial, de acuerdo a los tratados internacionales que Nicaragua y los países centroamericanos han suscrito”.

A esto sumó la importancia de la recientemente suscripción y ratificación de Nicaragua sobre la convención de los apátridas y sobre la protección especial en Naciones Unidas.

“Nicaragua avanza cada día más en el compromiso por la protección de los derechos humanos de todos los refugiados y refugiadas y los apátridas”.

Los refugiados huyen de la violencia y el crimen organizado

José Javier Samaniego, representante regional (Centroamérica, México y Cuba) de ACNUR, informó que “En todo la región se observan nuevas tendencias de desplazamiento, estos son refugiados, una movilidad interna dentro de Centroamérica, gente que se está desplazando por cuestiones de violencia, criminalidad y discriminación”.

Estas personas según lo expresado por Samaniego, provienen del triángulo norte de América Central.

“En este momento estamos hablando de 17 mil refugiados, y unos 3 mil solicitantes de la condición de refugiado que aún están pendientes, es decir, unas 20 mil personas provenientes del Salvador, Guatemala y Honduras, que en un 80 u 85 porcientos están en Estados Unidos, México y Canadá, Nicaragua y Costa Rica”.

Más grupos familiares solicitan la condición de refugiados en Nicaragua

Samaniego indicó que ahora cada vez más se están viendo grupos familiares y menores no acompañados que salen de sus países a pedir refugio en Nicaragua.

“Son unos 320 refugiados en este momento, habiendo un incremento en este año de unas 87 nuevas solicitudes, de las cuales la gran mayoría provienen de países vecinos”.

Por su parte, Álvaro Padilla Lacayo, del SICA, manifestó que “a partir de este año se está suscribiendo un acuerdo de colaboración con ACNUR para incorporar los temas de desplazamiento forzado, asilo, refugios, todo esto va a la agenda de seguridad nacional desde el punto de vista de prevención”.

“A nivel centroamericano están ya ratificados los convenios desde la secretaría general, en donde se está ejecutando la estrategia de seguridad de Centroamérica que consta de 22 proyectos regionales en los cuales se identifican componentes de combate y prevención de delitos y violencia”.