El programa Calles para el Pueblo que se ejecuta en complementariedad entre gobiernos locales y gobierno nacional, no sólo hace protagonistas a las familias en sus barrios o comunidades, sino que también impacta en la labor de las y los comerciantes que a diario trabajan movilizándose en las calles del país.

En Managua, el programa ha restaurado miles de calles de barrios y comunidades, facilitando la vida de las familias, logrando el acceso hacia centros de salud, escuelas, zonas comerciales, centros de producción y facilitando el acceso a los pequeños comerciantes en lugares de difícil acceso.

En esta ocasión, en el barrio San Judas de Managua, las familias inauguraron una nueva etapa de calles para el pueblo.

Reyna Rueda, secretaria del Consejo Municipal, detalló que en total se invirtieron 9 millones de córdobas para construir más de 3 mil 710 metros de concreto hidráulico, equivalente a más de 6 cuadras.

“La población está muy contenta y nosotros le damos gracias a Dios que casi diario estamos cortando, inaugurando obras de progreso que vienen a mejorar las condiciones de vida. Antes en el invierno era intransitable; estas son vías alternas que dan a la carretera suburbana y al mercado de San Judas que es muy visitado tanto por barrios de los alrededores”, explicó Rueda.

En total el proyecto hace protagonistas de la restitución de derechos a 5 mil familias y trabajadores que transitan por la zona.

Juan Granera, quien es trabajador por cuenta propia y reparte productos alimenticios, aseguró que aunque él no es habitante del sector, se siente incluido como protagonista, ya que esa es la zona donde el acostumbra a trabajar.

“Aquí tengo muchos clientes, y antes era un peligro caminar por estas calles que estaban desbaratadas, pero ahora que las compusieron se me facilita mucho, quedó muy bonita”, comentó.

Doña Alicia Lorío, vendedora de esquimos, dijo que gracias a la calle ahora podrá llegar con más facilidad y seguridad para vender su producto.

“Pasar por aquí era un dolor de cabeza, y son en estos barrios donde la gente más compra, pero la calle estaba intransitable, pero ahora que la construyeron es mejor para caminar y vender”, explicó.

Asimismo, otros vendedores y pobladores que a diario circulan por el sector, manifestaron su satisfacción con el trabajo que desempeña la Alcaldía de Managua, llevando el progreso y el bienestar para garantizar una mejor calidad de vida a las familias nicaragüenses.