El Nuncio Apostólico, Fortunatus Nwachukwu, reconoció en Nicaragua a un pueblo que busca y trabaja por la paz en los diferendos limítrofes con Colombia y otras naciones.

“Lo ideal es buscar el camino de la paz. Si tenemos espacios internacionales, estos lugares estan allá para ayudarnos a evitar conflictos, evitar guerras y a fortalecer los caminos que conducen a la paz y la convivencia”, señaló el religioso.

El Nuncio aseguró que nunca ha conocido un pueblo y gobierno más pacífico que el nicaragüense.

“El gobierno en los casos que he conocido siempre ha buscado el camino del diálogo, de la paz y espero que siga siempre con esta linea”.

Dio vivas a la Purísima y a Jesucristo, hoy que inicia el Novenario a la Virgen María.

“¡Que viva María en nuestros corazones, en nuestros hogares, que sea verdaderamente fuente de aquellos sentimientos, de aquellos dones, de aquellas cualidades de una verdadera madre! Que sepamos que no podemos celebrar a la Virgen y maltratar también a las mujeres, esto tambien es importante".

Finalmente se declaro fascinado con los Altares a la Purísima, colocados en la Avenida de Bolívar a Chávez.

"Es una hermosura única, es como un concierto de luces y de belleza”, manifestó el Nuncio.