Estudiantes de la Escuela de Artes Plásticas y reconocidos artistas nicaragüenses participaron en un conversatorio sobre el muralismo en Nicaragua, con la presencia del maestro Sergio Michilini.

Michilini es reconocido en nuestro país como fundador de la Escuela de Muralismo y su obra se desarrolló en la década de los 80, en Estelí, inspirado en la Revolución Sandinista como símbolo de fraternidad y amistad.

En el conversatorio, Michilini, explicó que los jóvenes nuevos artistas deben reflexionar sobre lo que fue el muralismo en los años 80 para visualizar el camino hacia el futuro en ese arte.

Explicó que en Nicaragua el muralismo se transformó en una tradición y ahora es parte de la idiosincrasia nacional, pues muchos jóvenes se especializan en la elaboración de murales sobre temas diversos.

Michilini sostuvo que el arte del muralismo es necesario en toda ciudad. Por tal razón instó a las autoridades para incrementar los recursos económicos para desarrollar el muralismo en el país y recuperar la herencia que se perdió en décadas de desgobierno neoliberal.

Por su parte Ricardo Morales, director de la escuela de artes plásticas, recordó que tanto Michilini como los demás artistas que vinieron a Nicaragua en la década de los 80, fueron consecuentes con la Revolución que estaba amenazada por la invasión norteamericana.

En ese sentido, Morales manifestó que el muralismo es un arte monumental para el pueblo hecho en las calles, cuyo objetivo era sensibilizar al pueblo.

Finalmente, el maestro Leonel Serrato, recordó que en los 80, los murales estaban dedicados a temas como la salud, la educación y la producción.