Legisladores nicaragüenses manifestaron su respaldo a la decisión del Gobierno del Presidente Daniel Ortega Saavedra, de introducir una denuncia contra Colombia por violaciones a los derechos soberanos de nuestro país en las zonas restituidas por la Corte Internacional de Justicia en el Mar Caribe.

El martes pasado Nicaragua introdujo una denuncia contra Colombia, nación que se resiste a acatar la sentencia dictada por el tribunal internacional del pasado 19 de noviembre de 2012.

El Presidente de la Comisión del Exterior, Jacinto Suárez, manifestó que Colombia y Nicaragua decidieron ir ante el juez (en este caso la CIJ) porque no pudieron ponerse de acuerdo y ante el fallo del árbitro internacional ambas naciones tienen que respetar la decisión se gane o se pierda.

“Si el juez falla me tengo que someter a lo que diga el juez, pero si yo salgo hablando mal del juez y hablando mal del que me ganó el juicio y además de eso ponerse agresivo, vos te regresás donde el juez y decís: ‘este señor se sometió a su jurisdicción y ahora no solo dice que la sentencia no es aplicable y no la cumple, sino que me está amenazando’”, declaró Suárez al valorar los motivos que llevaron al Gobierno a interponer la denuncia contra Colombia y sus autoridades, país que en todo instante han manejado un lenguaje belicoso y agresivo.

Suárez reconoció que tanto el Presidente Juan Manuel Santos y otros políticos colombianos han venido usando este tono violento, de cara a ganar adeptos para los comicios presidenciales del próximo año y para eso utilizan el recurso de la soberanía y territorialidad.

“Yo confío que esta situación (desacato colombiano) se supere después de las elecciones. (…) Ellos insisten en seguir ocupando un lenguaje y ocupan a varia gente, entre ellos algunos ex cancilleres que empiezan a hablar y hablar para mantener el ambiente en contra de Nicaragua y además de eso no someterse a lo que ellos mismo decidieron”, dijo el legislador sandinista.

Wilfredo Navarro diputado de la bancada del PLC, dijo que Colombia maneja un tono agresivo porque están en plena campaña electoral y Santos utiliza el diferendo con Nicaragua como bandera para su reelección.

“Una vez que bajen los niveles de la competencia electoral, Colombia entrará por el sendero del derecho y estará aceptando el fallo”, afirmó Navarro.

Agregó que Nicaragua está siendo uso de su derecho y por eso ratificó un decreto que permite el ingreso de naves, barcos y efectivos militares de los Estados Unidos, México, Venezuela, República Dominicana, Cuba y la Federación de Rusia.

Parte de ese decreto, autoriza al Ejército de Nicaragua a realizar maniobras conjuntas con otras fuerzas militares en la lucha contra el narcotráfico internacional.

“Si ese mar territorial fue ampliado por la sentencia de la Corte, es natural que Nicaragua obligatoriamente tenga que patrullarlo y para ello requiere el apoyo de países como Rusia y Estados Unidos, que están apoyando en ese aspecto y definitivamente Colombia no debe de asustarse si ese es mar nicaragüense y Colombia no tiene que ver a quién metemos en nuestro mar”, concluyó.