El parlamento de Nicaragua aprobó un acuerdo de préstamo por más de 17.1 millones de dólares financiados por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) que serán destinados al Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energías Renovables (PNESER) que ejecuta Enatrel.

El diputado Walmaro Gutiérrez, titular de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, detalló que estos fondos serán aplicados a la construcción y equipamiento de cuatro pequeñas centrales hidroeléctricas que serán instaladas en Matagalpa, Jinotega, RAAS y RAAN.

Otro componente será el reemplazo de un millón 740 mil bombillos incandescente en las zonas rurales y asentamientos humanos, donde habitan unas 534 mil familias. También se estima la sustitución de unos 25 mil bombillos de mercurio del alumbrado público e instalar igual cantidad de lámparas ahorrativas.

“Este crédito tendrá un plazo de 40 años de plazo, con 10 años de gracias, así como una tasa del 0.3 por ciento anual, más un cargo por mora de 2 por ciento”, indicó Gutiérrez.

El Pneser forma parte de la Política de Infraestructura Energética establecida en el Plan Nacional de Desarrollo Humano (PNDH), cuyo objetivo es promover los sectores energético y eléctrico de Nicaragua, que son elementos importantes para fortalecer la economía y con ello mejorar las condiciones de vida de la población. El Pneser es financiado a través de diversas fuentes y uno de sus objetivos es llevar electricidad a las comunidades rurales del país.