Por primera vez en nuestro país, se realizó el primer Foro Nacional bajo el lema “Soy Joven, Soy Paz” esto en el marco de una campaña que se impulsa en toda la región Centroamericana y que en esta ocasión es organizada en Nicaragua por el Consejo de Juventud Nicaragüense (CJN).

En esta oportunidad, más de veinte jóvenes de nuestro país en conjunto con representantes de organizaciones homólogas de República Dominicana y El Salvador abordaron temas basados en el protagonismo y la participación de la juventud en los procesos de cambio.

Elvis Gómez, Presidente del CJN, manifestó que a lo largo de esta semana, estarán interactuando y compartiendo experiencias con los jóvenes de los demás organizamos participantes, esto con el firme propósito de fortalecer el modelo de trabajo que se ejecuta a nivel de la región con relación a la defensa de los derechos de la juventud.

“En esta ocasión estaremos compartiendo las experiencias que hemos desarrollado en nuestros países, estamos destacando el protagonismo directo, concreto y consiente desde sus barrios y comunidades, esto dentro del marco de la prevención de violencia, hemos desarrollado a lo largo de tres años distintos proyectos de formación y procesos donde los chavalos se han involucrado en cada uno de ellos” señaló.

“Además vamos a compartir todas las políticas públicas y de desarrollo dirigidas a la juventud que se han venido ejecutando en nuestro país, sobre todo aquellas enfocadas en el acceso a la educación gratuita, el autoempleo y tener derecho a la recreación y la salud” agregó.

De igual manera, Vladimir Jackes, representante de la República Dominicana, se refirió a la importancia de este tipo de encuentros y de los roles importantes que desempeña la juventud en una sociedad en la que son tomados en cuenta.

“Nuestra participación en este foro se da dentro del marco de un convenio en el que estamos trabajando en El Salvador, Nicaragua y en mi país con lo que es la participación y el empoderamiento juvenil, es una experiencia interesante porque cada vez aprendemos más de los retos de los jóvenes y es una oportunidad para potenciar nuestra participación en los procesos de cambio social” manifestó.

“Este es el momento en que los jóvenes incidamos en las realidades de nuestros países y con esto estoy seguro que haremos grandes cambios, sobre todo en aquellas sociedades en las que hay debilidades con respecto al sistema educativo, hasta el momento hemos obtenido resultados exitosos y esperamos que cada día sean más los espacios ocupados por la juventud” refirió.

Por su parte el sacerdote de origen salvadoreño, Antonio Rodríguez afirmó que es el momento indicado para que la juventud de un giro en su actuar y sean incluidos en las transformaciones sociales de todos los países.

“La dimensión humana es lo fundamental de un desarrollo, es por ello que nosotros creemos mucho en la persona y sobre todo en los jóvenes como un sujeto de derecho en lo político y no como objeto y esto es un gran desafío, el cual debemos vencer. Sabemos que con una juventud íntegra se pueden construir nuevas naciones y mejores estilos de vida para la humanidad” finalizó.