A pesar de que en la última semana ha disminuido el número de pacientes que llegan a los centros de salud con sospechas de dengue, el Gobierno Sandinista no baja la guardia ante una epidemia que hasta la fecha ha cobrado la vida de 20 nicaragüenses.

La doctora Sonia Canales, directora del Centro de Salud Altagracia, aseguró que la disminución de pacientes en los centros de atención no quiere decir que la enfermedad no esté circulando en los hogares.

“Nosotros le hacemos el llamado a la población que no pierda el miedo, porque el dengue allí anda, tenemos circulación viral, todavía hay casos positivos de dengue”, manifestó.

Canales recordó que esta enfermedad no puede ser tratada en el hogar sino que tiene que ser tratado por médicos especialistas.

“Nosotros no desmontamos nuestra área de hospitalizados, no hemos desmontado el área de atención a casos febriles, porque nosotros estamos en la cola de la epidemia, donde la gente cree que ya pasó pero (realmente) no ha pasado”, subrayó la directora del Centro de Salud Altagracia, donde se atienden 30 barrios y más de 80 mil habitantes.

Para la población el trabajo que se ha realizado desde los centros de atención en salud es muy positivo, pues con ello se ha garantizado que cada persona sospechosa de dengue sea atendida con la calidad y la calidez que merecen.

“Yo vine con mi nietecito desde la escuela porque me avisaron que tenía fiebre y dolor de cabeza, y pues gracias a Dios aquí lo han atendido muy bien”, aseguró Margarita López, del barrio Tierra Prometida.