Diversas actividades masivas llenas de derroche cultural, mitos, leyendas y tradiciones, se desarrollaron en León, primera capital de la Revolución, con el objetivo de celebrar los 20 años de fundación del Museo Leyendas y Tradiciones.

Con el lema “Conozcamos nuestra historia… vivamos la tradición”, a las cuatro de la tarde de este doming, se realizó la celebración de una misa, en la Iglesia Laborío, en honor a doña Carmen Toruño de García, por su segundo aniversario del encuentro con el Creador, quien además, fue fundadora del Museo Leyendas y Tradiciones de la ciudad.

De esta manera, dio inicio el carnaval de mitos y leyendas, el cual recorrió las principales calles de Sutiava y contó con casi 40 gigantonas populares, acompañadas con su Pepe Cabezón, Pepe “Chineado”, el Padre sin Cabeza, el Coronel Joaquín Arrechavala, la Cegua y la Mocuana, entre otros.

En el acto central de la tarde-noche, se pudo observar a “Florentina”, la gigantona más grande de Nicaragua de una manera más reluciente, en el que también la población degustó de bailes folklóricos y cantos, gracias al Museo Leyendas y Tradiciones, con el apoyo del Gobierno Sandinista y la Asociación Folklórica ¡Viva León Jodido!.

Esta gigante posee 11 metros, cuarenta de alto y una longitud de unos 8 de metros, según Carlos Salinas, parte del equipo de organización del evento.

Complementó que se utilizaron más de 300 yardas de tela y la confeccionadora del vestido es doña Zoraida López, conocida como “doña Lala”, la cual se tomó las riendas de coordinar este gran vestido con la ayuda de 15 costureras.

Destacó que los materiales que se utilizaron son los tradicionales. “Esta gigantona es más grande que la de España, que tiene 10 metros cuarenta”, señaló Salinas.

Historia de la gigantona

Mileydi González, parte del equipo de divulgación del Museo Leyendas y Tradiciones, cuenta que la Gigantona tiene su origen desde la llegada de los españoles.

“Ellos trajeron la danza de los cabezudos, la cual consistía en el baile de la mujer española con los colonos, lo que hacían realmente era darle dignidad y orgullo a la corona española”.

Aseguró que luego los indígenas se sintieron mal, “puesto que sus mujeres fueron violadas, creencias, costumbres, fueron pisoteadas y aparte las mataban, entonces como un acto para pedir justicia hicieron el baile de la Gigantona”.

León mantiene vivas sus leyendas y tradiciones

Por su parte, Javier Bárcenas, quien tiene 25 años de participar como “Viejo”, expresó que se disfraza de esa manera para mantener vivas las tradiciones de los mitos y leyendas de esa ciudad.

Por otro lado, el niño José Alfonso Amador, del barrio San Sebastián, refirió que la gigantona es una tradición que ya va por mucho tiempo, “ninguna vez me había imaginado ver una gigantona tan grande como ésta, me gustaría bailarla, pero no me la aguantaría”, refirió Amador.

Por su parte, Róger Gurdián Vigil, Alcalde de León, dijo que “apoyamos decididamente el relanzamiento turístico de la ciudad y también hemos pedido a los Récord Guinness que vengan a constatar este dato”, comentó Gurdián.

El delegado del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), Jorge Solari, afirma que cuando llegó el Director del Museo a presentar las ideas de la gigantona más grande de Nicaragua, “el equipo no dudó en ningún momento en apoyar este gran proyecto”.