Una exposición fotográfica realizada en la plazoleta del puerto Salvador Allende mostró el radical cambio que se produjo entre la vida que llevaban hasta hace algunos años los antiguos habitantes de la Chureca, desde que se pasaron a su nuevo hábitat, residencial Villa Guadalupe.

A la exposición, asistió el vice alcalde de Managua, Enrique Armas quien manifestó “esta gente hace unos años vivía en una situación verdaderamente impactante y era impresionante ver cómo podían sobrevivir en un lugar que era un atentado contra la salud, pero los compañeros necesitaban trabajar, subsistir”.

El compañero Armas añadió “ahora tiene su casa en la Villa Virgen de Guadalupe, tienen su trabajo en esa planta de tratamiento de desechos que se levantó a un costo millonario en euros, reciben su salario, su aguinaldo, mientras antes todos los días luchaban por su comida, por su subsistencia diaria, ahora tienen vacaciones, séptimo día, horario de trabajo, seguro social”.

Además destacó que los habitantes de Villa Guadalupe tienen un centro de desarrollo integral, un centro cultural, donde sus hijos pueden estudiar música, folklore, danza, pintura, computación y ahora las compañeras reciben capacitaciones para elaborar pulseras, cadenas, anillos, como los que están exponiendo aquí.

Agregó a la vez que ahora viven en un lugar donde hay parque, estación de Policía, centro de salud, centro cultural, higiene y luminarias públicas.

Entre tanto Elvira Reyes directora del Proyecto Acahualinca manifestó que la exposición fotográfica revela el cambio de vida que han tenido los antiguos habitantes de La Chureca quienes ahora tienen una vida digna, en viviendas dignas y con todo un equipamiento social, por lo que ellos mismos han compartido su historia en el Puerto Salvador Allende.

Anciana se declara feliz

Por su parte, Vilma Castañeda, una anciana de 90 años dijo, “ahora vivo feliz, tengo esa casita gracias a Cristo y gracias al gobierno, me siento feliz de tener mi casa, yo no soñaba con tenerla, se cumplió mi derecho de tener mi casita gracias al gobierno del presidente Daniel Ortega y a la compañera Rosario Murillo”.

Meiling Sánchez por su lado expresó que si no fuera por el entorno de la revolución, no hubieran salido de la situación en que estaban porque los gobiernos anteriores solo se fueron en promesas y la llegada del gobierno del presidente Daniel Ortega hizo que también la colaboración de España llegara y diera un buen futuro para todas las familias.

Mientras la doctora del puesto de Salud de Villa Guadalupe, Eusebia Ruiz, quien atendía a la población de la Chureca dos años antes que se pasaran a residencia Villa Guadalupe dijo que estas personas tenían antes muchos problemas en su piel, pero también a nivel mental dadas las deprimentes condiciones en que vivían y el cambio de situación les ha ayudado bastante.