La República Bolivariana de Venezuela, representada en Nicaragua por su Embajador José Javier Arrúe, realizó un importante donativo de 200 termonebulizadores al Gobierno de Nicaragua para fortalecer la lucha contra el dengue.

“Este es uno de los actos más hermosos de solidaridad de los pueblos al traernos este aporte, al ponernos en las manos de los y las nicaragüenses para continuar esta lucha que estamos seguros vamos a vencer, vamos a salir victoriosos y vamos a hacer que en este país al menos podamos llevar el dengue a niveles de control”, manifestó el doctor Guillermo González González, secretario ejecutivo del SINAPRED al momento de recibir el donativo.

González agradeció al Embajador Arrúe, en nombre del Gobierno del Presidente Daniel Ortega Saavedra, la Compañera Rosario Murillo y del pueblo de Nicaragua, el gesto hermoso del pueblo y gobierno Bolivariano que significa un primer paso para contribuir a fortalecer la batalla que el pueblo de Nicaragua está desarrollando contra el dengue.

“Yo creo que esto es un símbolo de que nuestros pueblos son el mismo el pueblo y el dolor el pueblo nicaragüense es el dolor del pueblo venezolano. Y yo quiero agradecer al Gobierno nicaragüense del Comandante (Daniel) Ortega y la Compañera Rosario (Murillo) y a todas y todos los que están luchando contra el dengue y que nos están permitiendo compartir esa lucha porque también es un orgullo luchar junto a los hermanos”, expresó el Embajador José Javier Arrúe.

El diplomático venezolano afirmó que la salud de Nicaragua es la salud de Venezuela y de ahí la solidaridad entre ambos pueblos, una solidaridad que además de amorosa es inteligente porque esa batalla que se está dando hoy en Nicaragua está siendo un frente de batalla de todos los países de América Latina y el Caribe, ya que el dengue no reconoce fronteras.

“El dolor de Nicaragua es el dolor de Venezuela, por lo tanto la solidaridad de Venezuela es solamente la expresión del verdadero amor, de la verdadera fraternidad de ese mandato eterno que ya hace más de dos mil años nos dijo que no hay mayor amor que dar la vida por lo demás, esta es una forma de dar la vida”, afirmó el Embajador.

La titular del Ministerio de Salud (Minsa), doctora Sonia Castro González declaró que este donativo es una muestra de la solidaridad del pueblo y Gobierno Bolivariano de Venezuela que está entregando a Nicaragua algo que el país necesita y no lo que les sobra o ya no utilizan.

“Esa es la solidaridad desinteresada, la solidaridad que no está poniendo costo a esto, sino que nos está enviando para que nosotros fortalezcamos esta lucha en la cual nuestra misión, la Compañera Rosario la ha expresado es por la lucha de la vida, la lucha por la esperanza y es lo que nosotros promovemos no solamente en términos de salud, sino en todos los programas de Gobierno del Presidente Daniel Ortega, de esta revolución y de la revolución de Latinoamérica, es la revolución de la esperanza, de una vida mejor”, añadió la Ministra.

Según la funcionaria de salud, con este donativo se suman 600 nuevos termonebulizadores que el Ministerio ha distribuido en los diferentes SILAIS del país y con los cuales se supera la cifra de mil maquinas para realizar la labor de fumigación en cada uno de los barrios de toda Nicaragua.

Se observan resultados de batalla contra el dengue

El doctor González aseguró que ya comienzan a observarse algunos resultados de la batalla contra el dengue emprendida por el pueblo y gobierno nicaragüense, pero que la lucha debe seguir y el Frente Sandinista está aportando sus mejores esfuerzos para asegurar que la integridad de los nicaragüenses no se exponga con esta mortal enfermedad.

Recordó que en América Latina se está en uno de los momentos más duros con relación al dengue y que la batalla que se da en Nicaragua tendrá un efecto importante en el resto de países latinoamericanos.

La Ministra Castro asevero que el número de casos positivos y casos graves ha venido disminuyendo, pero que no se bajará la guardia y se continuará afianzando y articulando para no claudicar en la lucha contra el dengue.

Castro reiteró que la destrucción de criaderos es el arma más importante en la contención de la epidemia y llamó a las familias nicaragüenses a mantener limpias sus casas, a acudir a las unidades de salud en caso de presentar síntomas febriles, dado que los trabajadores de la salud están en constante vigilancia y trabajando día y noche todos los días de la semana para garantizar la mejor calidad de atención a las familias nicaragüenses.