Con una afluencia masiva de votantes y en total normalidad se desarrollan las elecciones generales este domingo en Honduras. Tras varias horas de haberse abierto los centros de votación los hondureños en todo el país están llegando a las mesas electorales a ejercer el sufragio sin mayores inconvenientes, aunque en algunos centros electorales se han reportado retrasos por errores en la distribución de material.

La enviada especial de teleSUR a Honduras, Adriana Sívori, reportó que los hondureños han salido masivamente a votar y afirman que "lo hacen por una mejor educación, por mejoras en los centros de salud".

A pesar de la gran afluencia, el proceso para emitir el voto es rápido pues en promedio a cada persona le toma dos minutos sufragar.

Algunos miembros de las mesas electorales receptoras han reportado que sus maletas han llegado con la ausencia de los cuadernos donde aparecen los ciudadanos habilitados para votar, así como la falta de la tinta para manchar los dedos de los hondureños que ya hayan votado.

Las autoridades del Tribunal Electoral Departamental de los diferentes municipios ya han suplido de estos materiales a las miembros de las mesas electorales.

En algunas comunidades también se reportaron falta de fluido eléctrico, pero esto no fue obstáculo para abrir las votaciones.

Por su parte, el ministro de Defensa de Honduras, Marlon Pascua, afirmó a la prensa que hasta el momento "no hay ningún hecho que lamentar, elecciones se realizan con normalidad".

Pascua indicó que 15 mil miembros del Ejército están participando en el proceso electoral y brindando seguridad a la población.

El Comisionado Nacional de Derechos Humanos de Honduras (Conadeh), ha puesto a disposición de la ciudadanía los números telefónicos 800- 2220-0007 y el 2220-7648, líneas gratuitas de atención inmediata a las que pueden recurrir los hondureños para denunciar cualquier irregularidad que se presente en los centros de votación o en sus alrededores.

Al momento de acudir al centro de votación, las autoridades del TSE han señalado que es prohibido portar teléfonos móviles, cámaras fotográficas o tabletas y cualquier tipo de lápiz.

Las elecciones de este domingo son las novenas consecutivas desde que el país retornó a la democracia tras casi dos décadas de regímenes militares y suponen el fin de la crisis política derivada del golpe de Estado del 28 de junio de 2009 al entonces presidente Manuel Zelaya.

Unos 5,3 millones de hondureños eligen a un presidente, tres designados presidenciales (vicepresidentes), 128 diputados al Congreso Nacional, 20 al Parlamento Centroamericano con sus respectivos suplentes y 298 corporaciones municipales.