Durante las cuatro fines de semana que duró el taller las familias fueron instruidos en valores  como la convivencia familiar y comunitaria, la alimentación, el presupuesto familias, prácticas higiénico-sanitarias y respeto al medioambiente.

El acto de clausura se realizó en las instalaciones del Distrito II de la Comuna, siendo presidido por la Vicealcaldesa de Managua, Reyna Rueda.

Cabe mencionar que este proyecto se desarrolla gracias al apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

La vicealcaldesa de Managua recordó que en total son 258 familias las que están siendo beneficiadas por este proyecto, que contempla entre otras cosas el traslado de las familias hacia un proyecto habitacional más digno en los mismos alrededores del vertedero municipal.

“Estos talleres les ayudan a ellos a trabajar en unidad familiar y comunal. Trabajar en comunidad facilita que ellos vayan saliendo de las diferentes dificultades que tiene”, afirmó.

“El objetivo de este gobierno es que salgan de la pobreza y parte de ese esfuerzo tiene que ponerlo la comunidad”, destacó Rueda.

Para las familias beneficiadas, los talleres han sido fundamentales desde el punto de vista de la convivencia.

“Aquí he aprendido de todo un poco, desde mantener limpia mi casa hasta tener buenas relaciones con los vecinos”, indicó María Auxiliadora García, de 51 años.

García indicó que tras finalizar el taller, ella y su familia ya se encuentran listas para habitar su nueva vivienda.

“Me siento feliz, contenta, creo que ya estoy lista para trasladarme a mi casa”, sostuvo.

Sonia Catalina Castellón, 44 años, cada y madre de dos hijos, agradeció todo el apoyo que han recibido por parte de las autoridades.

“Este es un sueño: tener una casa así, con todo. Me siento muy alegre. Le doy gracias a Dios, sobre todo, y también al gobierno por esta gran ayuda”, afirmó.