La candidata opositora del partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), Xiomara Castro, esposa del derrocado presidente Manuel Zelaya, llamó este miércoles a votar sin temor en las elecciones del domingo, mientras Juan Orlando Hernández, del oficialista del Partido Nacional (PN, derecha), prometió respetar el resultado.

"Asistamos a las urnas. No tengamos temor que este es un momento importante, decisivo, que nos va a permitir el retorno al orden constitucional, el retorno al orden y la paz", declaró Castro a periodistas tras reunirse con el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en un hotel de Tegucigalpa.

El presidente del organismo, David Matamoros, explicó que los tres magistrados del TSE se reunieron con los ochos candidatos a la presidencia o sus representantes para transmitirles que están "listos" para celebrar las elecciones.

"Estamos visualizando una votación bastante larga, un escrutinio bastante tardado", advirtió el magistrado.

Por primera vez participan nueve partidos en unas elecciones presidenciales en Honduras, cuatro de los cuales surgieron después del golpe de Estado del 28 de junio de 2009 contra Zelaya.

Matamoros pidió a los candidatos instar a los electores a "votar temprano" por los problemas que pronostican que se van a presentar en las mesas, con "mucha gente discutiendo" entre los delegados de mesa cuando haya dudas en las marcas de los votos.

Castro indicó que en la reunión pudo percibir que "hay buena voluntad" del TSE pero "están planteando que hay cosas que revisar y que eso puede garantizar el proceso".

"Si se cumple con la ley (...) si hay presencia internacional como los observadores, yo no dudo que el proceso se puede llevar a cabo con tranquilidad y pueda ser transparente", subrayó la candidata de Libre.

Hernández prometió de su lado respetar el resultado y no declararse ganador antes de que el TSE dé a conocer una tendencia clara.

"Vamos a respetar el resultado", precisó el aspirante tras el encuentro con el TSE. En su opinión "hay un ambiente muy positivo" para la celebración de los comicios en los que se escogerá al sustituto del presidente Porfirio Lobo, que entregará el poder el 27 de enero de 2014.

"Los informes que el Tribunal nos ha dado, y también las opiniones de varios técnicos de diferentes partidos (...) son muy positivos", subrayó Hernández.

En las últimas encuestas había en un empate técnico entre Hernández y Castro (28% a 27%).