Los narcotraficantes conocidos como los “Falsos Televisas” serán transferidos en los próximos días a su país de origen (México), informó la Presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) magistrada Alba Luz Ramos, quien además sostuvo que esta decisión forma parte de las políticas e intercambios bilaterales que tiene el Gobierno de Nicaragua con algunas naciones.

Ramos indicó que con el objetivo de planificar la forma en que se hará el envío de los reos, la sentencia ya está en proceso de notificación, desde el pasado 14 de noviembre, a las instituciones del sistema de justicia, entre estas la Fiscalía General de la República, Procuraduría, Cancillería y Ministerio de Gobernación.

La magistrada informó que la Cancillería de la República de Nicaragua ya se reunión con el embajador mexicano, a quien también se le notificó sobre esta ‘Sentencia de Transferencia’.

“Ya deben de estar aquí personeros del Gobierno de México como de la Procuraduría, y ellos son los encargados de coordinar con las autoridades nicaragüenses, cómo van a ser enviados (los Falsos Televisas) a su país”, expuso.

El Tribunal de Justicia de Nicaragua aplicó condena de 16 y 18 años, respectivamente, a los 18 ciudadanos de nacionalidad mexicana, supuestos empleados de la cadena de televisión Televisa acusados de transporte de drogas, lavado de dinero y crimen organizado.

La magistrada Ramos aseguró que la sentencia dictada en Nicaragua es firme, por tanto los reos, tras ser extraditados, tendrán que cumplir la misma pena en su país de origen, punto que establece claramente el Convenio Interamericano de Cumplimiento de Penas que Nicaragua ha firmado con los Estados Unidos Mexicanos.

Otros reos extranjeros también serán repatriados

La Presidenta de la CSJ anunció que una comisión de trabajo conformada por el Poder Judicial, Ministerio de Gobernación y Fiscalía General de la República ha determinado la transferencia de unos 350 reos extranjeros que han sido procesados por narcotráfico y otras expresiones del crimen organizado.

“Estamos analizando la situación de cada uno de ellos, para determinar la forma en que pueden ser enviados de regreso a su país. Esta es una política del Gobierno, una política de estado, porque nosotros tenemos la obligación de procesar a las personas que son capturadas en nuestro país cometiendo este tipo de delitos, pero una vez que ya han sido condenadas, consideramos que tienen que ir a cumplir la pena a su país de origen”, señaló.

Ramos explicó que este estudio que la comisión de justicia está realizando, refleja quienes son los reos que se irán vía transferencia a sus países de origen (aquellos que aún no han cumplido la pena), y otra minoría que ya se les puede liquidar dicha pena, y quedar en libertad.

“Hasta el momento se han ido 30 de estos 350 que han sido estudiados por esta comisión, y esperamos que para diciembre ya puedan estar todo el resto enviados a sus respectivos países”, indicó la magistrada.

Cartel de Sinaloa también será trasladado

De estos 350 reos extranjeros que serán transferidos, parte de los miembros del Cartel de Sinaloa que han sido capturados en Nicaragua, también estarán siendo extraditados a partir del Convenio Interamericano de Cumplimiento de Penas, informó la Presidente de la Corte Suprema de Justicia.

En horas de la mañana, durante la I Encuentro Nacional de Investigadoras, organizado por la Comisaría de la Mujer de la Policía Nacional, la Fiscal Adjunta de la República, doctora Ana Julia Guido, indicó que esta institución está satisfecha con cada una de las condenas aplicadas a los Falsos Televisas.

“Se determinó que se cometieron los tres delitos por los cuales nosotros acusamos, es decir el transporte internacional de drogas, lavado de dinero y el crimen organizado; y además se determinó, donde queda claramente establecida la culpabilidad de cada una de las 18 personas que cometieron esos ilícitos”, manifestó.

Aunque todavía no hay una fecha establecida, se prevé que los falsos televisas estarán siendo transferidos a México en los próximos días (antes de diciembre 2013). Tratándose de un ‘Caso Especial’, donde hay que trasladar a 18 personas –lo cual no es usual-, la cancillería y sistema judicial de ambas naciones están buscando un mecanismo para realizar de forma efectiva el traslado.