Las familias nicaragüenses se desbordaron este fin de semana por la iluminada y remozada Avenida de Bolívar a Chávez, lugar donde pudieron apreciar los más de 30 altares en honor a la Virgen María.

Una llovizna que cayó por este sector de la capital no fue impedimento para que las familias salieran de sus hogares y colmaran lo largo y ancho de la Avenida, para apreciar el detalle, el colorido, la religiosidad e ingeniosidad de los trabajadores de las instituciones del Gobierno Sandinista al armar y estructurar cada altar.

El fervor mariano se apoderó de la rehabilitada zona histórica y turística de Managua, los cantos dedicados a la Virgen María se dejan escuchar en cada uno de los altares, todos diseñados para promover nuestra nicaragüanidad, nuestra soberanía y el amor por las cosas de Dios.

La Virgen María protegiendo a Nicaragua, salvando a los ciudadanos de León ante la furia del volcán Cerro Negro, viajando en un barco, en un jardín lleno de flores o siendo venerada por las familias nicaragüenses que le llegan a cantar en la tradicional Gritería, son algunos de los cuadros religiosos que se pueden apreciar a lo largo y ancho de la Avenida Bolívar.

También se puede ver en el recorrido altares adornados con matracas, marimbas, cajetas, indios, canastas y los infaltables gofios, todos estos productos elaborados en la tierra del folklore, la ciudad de Masaya.

Las familias quedan fascinadas y lo hacen saber tomando fotografías a cada uno de los altares, mientras las filas de vehículos y motocicletas avanzan a paso lento, pues nadie quiere perderse el detalle y el colorido de estas obras de artes.

Y el complemento de esta religiosidad se da con los “Arboles de la Vida” que iluminan a las familias y dan un toque espectacular a la avenida.

“Esto es bueno, es una atracción sana de todos los nicaragüenses, están magníficos, espectaculares y es gracias a nuestro Presidente Daniel Ortega y a la compañera Rosario Murillo que siempre están pensando en el bienestar de la población”, señaló doña María García que llegó a la Avenida desde el barrio Santa Rosa.

“Lo que más me ha gustado es el fervor mariano, la gente se ha desbordado para ver a la madre de Jesucristo, eso es lo que me ha impresionado y no podría decir cuál es el más bonito, porque todo están lindos, todos”, dijo Roger Urcuyo del barrio San Sebastián.

Doña Gloría Matuz comentó que observar los altares, le da la oportunidad para brindar sus oraciones a Dios y pedir porque Nicaragua siga por la senda positiva, tal y como “ocurre con este gobierno”.

Policía brinda seguridad

“Todos están bien bonitos y lo importante es el significado de cada altar”, destacó doña Gloria, mientras sus hijas aprovechaban para tomarse la foto frente al altar de la Empresa Portuaria Nicaragüense (EPN).

Un altar que ha destacado por su originalidad, es el de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) que presenta a la Virgen María en una comunidad, de las miles que hoy cuentan con energía eléctrica, gracias a la voluntad del Gobierno Sandinista de restituir este derecho.

“Hay un altar donde vienen trayendo la luz (energía eléctrica) y en otros lugares donde no hay y ponen candilito que van desapareciendo en todo el país, para dar paso a la luz, ese es muy bonito, está lindo, se mira los departamentos donde vienen avanzando la luz y el camión que viene colocando postes”, subrayó doña Raquel Ruiz.

“Me gusta este altar porque representa la humildad de las familias, de nosotros los nicaragüenses que vamos logrando iluminar Nicaragua y esto se logra apoyando al gobierno para que siga trabajando y luchando por el pueblo nicaragüense”, mencionó Martha Martínez del sector de Nejapa.

Un aspecto a destacar es la presencia de oficiales de la Policía Nacional que dan seguridad a las familias, otros se dedican a regular el tráfico vehicular que se multiplica en estos días.