La Organización Panamericana de la Salud (OPS) reconoce el esfuerzo que ha venido desarrollando el gobierno y pueblo de Nicaragua en el combate contra el dengue, tomando en cuenta que se han desarrollado acciones específicas en contra de los criaderos de mosquito, así como la atención inmediata a las personas que presentan síntomas de la enfermedad y sobre todo el trabajo de concientización que se realiza a través de la visita casa a casa.

Socorro Gross, Representante de la OPS en Nicaragua señaló que Nicaragua está desarrollando un plan de emergencia adecuado ante la situación de alerta a través de la campaña de “Plan Barrido”, así como el ajuste en las guías clínicas y la pronta atención a las personas que presentan cuadros sospechosos de dengue.

“Actualmente hay un reporte de 2 millones 169 casos de personas afectadas por dengue a nivel de la región latinoamericana con una mortalidad que supera las mil personas, esta es una cifra que no teníamos por ninguna enfermedad en los últimos diez años. Ante esta situación nuestra proyección ha sido apoyar las estrategias que está desarrollando Nicaragua en su lucha contra esta enfermedad”, señaló.

“La conducta de atención que está realizando el país es la que se debe de hacer para evitar muertes y realmente Nicaragua, con relación a la situación de epidemia que todavía tenemos, ha hecho un esfuerzo grande para no tener la mortalidad que podría haber tenido si no hubiese efectuado esas acciones. Recordemos que el serotipo que está circulando actualmente está afectando a una población vulnerable, como es a los jóvenes, esto debido a su sistema inmunológico perfecto, que no ha estado expuesto a otras enfermedades”, manifestó.

Sin embargo, Gross hizo un llamado a la población y a las autoridades de salud a no bajar la guardia aún cuando Nicaragua es uno de los países de la región que ha venido abordando esta situación de manera acertada.

“Estamos entrando a una de las etapas más peligrosas porque contamos con un número de casos altos y a la etapa de celebración de fiestas de fin de año, que es cuando la población debe estar alerta y estar consientes de que este es el momento en el que todas las epidemias que han afectado el país pueden concentrarse y aumentar la mortalidad, porque muchas veces bajamos la guardia, sin embargo esto no debe ser así, es cuando debemos estar más atentos” enfatizó.

Por otra parte, la representante de la OPS destacó el apoyo que esta organización brinda al gobierno a través de la revisión de los casos registrados y a los avances que se han alcanzado en cuanto a las guías clínicas.

“El gobierno de Nicaragua ha solicitado a la OPS que integremos la comisión en la que se certifica si realmente los pacientes presentan un cuadro clínico de dengue, nosotros estamos trabajando con el gobierno en la comisión integrada por laboratoristas, clínicos y expertos de la organización y de esta manera verificar si la causa de muerte del paciente es por dengue, así mismo hemos brindado nuestro apoyo en la revisión de las guías clínicas, en las que hemos encontrado elementos importantes que contribuyen a crear alternativas para combatir la enfermedad”, finalizó.