La Vicepresidencia de la República de Nicaragua, a través del Consejo Nicaragüense de Ciencia y Tecnología (Conicyt), realizó la séptima edición y entrega del premio nacional de innovación 2013 a iniciativas públicas y privadas, individuales y colectivas, que este año fueron seleccionadas como proyectos innovadores que contribuyen con el desarrollo científico y humano en el país.

En la ceremonia de premiación estuvieron presentes el Vicepresidente de la República, General (R) Omar Halleslevens; el presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU) Telémaco Talavera, la directora del Conicyt, Guadalupe Martínez; el vicepresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Rosendo Mayorga; diputados de la Asamblea Nacional, cuerpo diplomático acreditado y personalidades de la comunidad científica del país.

En el marco del Premio Nacional de Innovación 2013, el Conicyt también entregó reconocimientos a la doctora Jilma Romero, de la UNAN, y al doctor Bryan Mendieta, de la UNA, por su destacada trayectoria científica.

Asimismo se entregaron reconocimientos a responsables editoriales de las revistas científicas Encuentro, publicada por la UCA; Nexo publicada por la UNI; Cultura de Paz, editada por la UPOLI; La Calera, editada por la UNA; y Ciencia e Interculturalidad, presentada por URACCAN.

Otro reconocimiento entregado fue el premio al talento científico joven, cuyo primer lugar fue entregado a la joven Edith Otero Quesada; segundo lugar para Carlos Rodríguez Avilés; y tercer lugar para Noel Iván Ulloa.

También se entregaron reconocimientos a empresas familiares como Pollos Narcy´s; servicios de encomiendas rápidas SER. S.A. y Manuquinsa.

Finalmente el premio nacional a la innovación se entregó con una dotación de 2 mil dólares para los ganadores de los primeros lugares en áreas como educación, salud, tecnología, cambio climático, industria, energías renovables, entre otros.

En energía renovable el premio fue entregado a Marta Calero por su proyecto sobre reciclaje de carbón; en el sector salud se entregó a Francisco Vargas, por su proyecto para obtener leche saborizada a partir de la soya y de esa manera contribuir con la calidad nutricional de los niños; en el área de biotecnología el premio lo recibió Manuel Maradiaga; el premio de nuevas tecnologías fue entregado a Alfonso Aguilar García; y el premio en el sector de educación fue entregado al Instituto Nacional Tecnológico (Inatec) por el proyecto sobre innovaciones educativas orientadas a aportar en el componente de capacitación a los programas productivos.

El ingeniero Telémaco Talavera, presidente del CNU, destacó que el Premio a la Innovación 2013, está enmarcado en la celebración de la Semana de la Ciencia en Nicaragua, la cual dio inicio el pasado 10 de noviembre cuando se celebra el día mundial de la ciencia al servicio de la paz y del desarrollo.

Señaló que la ciencia no es algo etéreo, sino que puede ser aplicada en la vida cotidiana, “desarrollada por académicos o científicos, de instituciones públicas o privadas, pero el fin último es que pueda ser utilizada por el pueblo, por la familia y por la comunidad, por las empresas y por todos”, afirmó.

Además dijo que en Nicaragua se han venido realizando esfuerzos para el desarrollo científico en la medida en que se elevan las capacidades humanas a través de la definición de planes concretos de desarrollo y de la inversión en ciencia, tecnología e innovación.

Por su parte el Vicepresidente Omar Halleslevens, explicó que la ciencia y la tecnología son procesos sociales enmarcados por el desarrollo científico en su expresión universal como es la tecnología.

“Los éxitos de la ciencia en su alianza con la tecnología son indudables, nos han proporcionado una gran capacidad para difundir, crear, explicar, comprobar y transformar el mundo. La importancia de la ciencia y la tecnología aumenta en la medida en lo que el mundo se adentra en la sociedad del conocimiento”, aseguró.

En ese sentido, manifestó que ahora vivimos en sociedades en las cuales la importancia del conocimiento crece constantemente por su incorporación a los procesos productivos y de servicio, además por su relevancia en el ejercicio de la participación popular en los procesos de gobierno y para la construcción de la vida personal, familiar y social.

Halleslevens destacó que el Premio Nacional de Innovación 2013 es una de las principales acciones de la Semana de la Ciencia en Nicaragua, a través de la cual el Gobierno de Nicaragua, reconoce la importancia de la ciencia, la tecnología y la innovación como elementos fundamentales que procuran el desarrollo, en unidad, de todos los y las nicaragüenses.