La excelente coordinación entre el gobierno central, el gobierno local y la población organizada de la comunidad Santo Domingo de Cantimplora, en el municipio de Belén, Rivas, les ha permitido por primera vez contar con el servicio de energía eléctrica, la que les brinda un mejor desarrollo económico, mayor seguridad en sus viviendas y un servicio de calidad.

En esta ocasión son más de 200 los protagonistas de esta comunidad, quienes destacan el esfuerzo que ha venido realizando el gobierno sandinista en pro de las familias más necesitas de todo el territorio nacional, permitiéndoles de esta manera eliminar en su totalidad los candiles, las candelas y las planchas de carbón, las que por muchos años fueron los instrumentos con los que realizaban las tareas del hogar.

Leticia Domínguez, nos comentó que por más de veinte años lo único que alumbraba su viviendas por las noches era el resplandor de un viejo candil que dejó marcada las paredes de su vivienda debido al humo que emanaba, sin embargo esto ahora solo es un recuerdo y la constancia de que a su comunidad llegó el progreso a través de la instalación de este servicio tan necesario.

“La vida sin energía era difícil en esta comunidad, la mayoría de los jóvenes se dedican al trabajo en el campo y eso implica que las madres nos levantemos temprano a prepararles su desayuno y era incómodo estar con un candil, además nos sentimos más seguros porque hemos instalado bujías en los corredores de las casas y eso nos permite mayor visibilidad por las noches” señaló.

Otra de las pobladoras de esta comunidad que ha recibido con mucha alegría la restitución de sus derechos es Milagros Navarro, quién no ha desaprovechado este servicio y ha instalado la venta de bebidas gaseosas, hielo y helados, obteniendo ganancias con la venta de dichos productos.

“La luz fue algo que por muchos años esperamos porque al no tenerla ni siquiera podíamos darnos el gusto de tomarnos un refresco bien helado o comernos un helado, porque para hacerlo teníamos que ir a la comunidad más cercana que está a cinco kilómetros, ahora que ya la tenemos hasta he puesto una venta de todas las cosas a las que no teníamos acceso, estoy contenta, sé que voy a tener éxito en mi negocio” afirmó.

Al igual que estas mujeres, todos los vecinos de su comunidad manifestaron que la espera valió la pena y que nunca perdieron la esperanza de ver hecho su sueño realidad, el que ahora es posible gracias al trabajo que realiza el gobierno, quien para este año tiene establecido electrificar mil comunidades.

Al respecto, el compañero Francisco Sequeira, representante de Enatrel señaló que en este municipio ya se ha logrado electrificar un 74% de sus comunidades, llevando el servicio a cuatro comunidades de las cinco que estaban programadas para este año. Así mismo aseguró que al igual que en el departamento de Rivas en todo el país se continúa trabajando para que cada vez sean más las familias que cuenten con esta restitución de derechos.