La medida de que el 40% del transporte urbano colectivo de Managua acepte el pago mixto, ha sido valorada como positiva por la población, ya que esto es un alivio ante los diversos problemas que presenta el pago electrónico administrado por la empresa MPESO.

De acuerdo a los usuarios el pago mixto es una alternativa al momento en que se registran fallas en el sistema de MPESO o bien cuando no han podido recargas sus tarjetas debido a la poca disponibilidad de centros de recargas.

“Ya era hora que lo hicieran. Todo esto es un atraso. A veces ni siquiera hay recargas y si hay, el problema es que a veces ni llega y uno tiene que pagar taxi o esperar que le llegue. Uno no tiene todo el día para eso. Para mí era ilógico que quitaran los buses mixtos si todavía hay problemas con las tarjetas”, aseguró en la parada de la UCA el estudiante Antonio Manzanares.

Igual se expresó Joel Enrique García, otro estudiante, quien afirmó haber hecho una recarga de 20 córdobas sin que esta se hiciera efectiva en su tarjeta.

“Ayer hice una recarga de 20 córdobas y es hoy y siguo esperando que me llegue. Ahorita voy a recargar de nuevo porque ya me he montado en la ruta y sale sin saldo. Al menos ahora volvieron a poner las rutas mixtas, aunque el problema es que uno tiene que esperar demasiado tiempo para que pasen”, indicó.

Si bien hay una buena parte de la población que hace uso de la tarjeta, aún persiste la desconfianza ante los fallos de MPESO. Esto ha motivado que muchas personas además de andar sus tarjetas también tengan a mano el efectivo.

“Es mejor en efectivo por una parte, porque a veces no hay recargas o la tarjeta falla”, señaló el poblador Miguel Ángel Cortez.