Fidel Castro manifestó su inquietud en sus acostumbradas Reflexiones, que este domingo titula Realidades edulcoradas que se alejan.

El ex presidente cubano considera que los temas que aquejan a los países hermanos deben ser abordados sobre la base de propuestas concretas y con el compromiso de hacer todo el esfuerzo posible por solucionarlos, con el fin de evitar que "las realidades edulcoradas" se alejen.

"El problema de los problemas es la tarea de preservar la paz de los riesgos crecientes de una guerra que con el poder destructivo de las armas modernas ponen la humanidad al borde del abismo", señala en su nueva entrega.

Sobre las palabras del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, el líder de la Revolución cubana sostuvo que le sorprendió la ausencia del tema del respeto a los países regionales durante su intervención.

"Me asombró escuchar el discurso de José Miguel Insulza en Cartagena. Pensaba que quien hablaba en nombre de la OEA, se ocuparía al menos de reclamar el respeto a la soberanía de los países de este hemisferio que a lo largo de siglos fueron colonizados y cruelmente explotados por las potencias coloniales" escribió Fidel.

Se preguntó por qué la falta del tema de la colonización británica que pesa sobre las islas Malvinas desde hace más de un siglo y que generó el reclamo soberano de la nación austral sin que hasta la fecha se haya concretado un acuerdo entre las partes.

"¿Por qué no dijo una sola palabra sobre las Islas Malvinas ni exigió el respeto de los derechos soberanos de la hermana nación Argentina?" cuestionó el ex mandatario.

También recordó las palabras de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, al cierre del Foro Social cuando pidió "relaciones de igual a igual con Brasil y el resto de América Latina" por parte de las potencias norteamericanas y extranjeras.

"A Dilma Rousseff, una mujer capaz e inteligente, no se le escapan esas realidades y sabe plantearlas con autoridad y dignidad" señaló.

La VI cita presidencial de las Américas culmina este domingo en la ciudad de Cartagena de Indias, en el noroeste de Colombia, con una representación de 33 países de la región.