Los gobiernos municipales y los Gabinetes de la Familia continúan trabajando día y noche para controlar la actual epidemia de dengue.

Así lo han dejado patentizado una vez más los Alcaldes del Poder de las Familias y Comunidades, para quienes el tejido organizativo a nivel local ha sido una de las principales fortalezas al momento de realizar las jornadas de abatización, fumigación y concientización ciudadana.

En Rivas, donde se reporta una persona fallecida por dengue, la lucha epidemiológica se ha intensificado en todos los barrios y comarcas, aseguró el alcalde de esa localidad Wilfredo López durante el Encuentro Nacional de Gobierno Locales, realizado en la UNI.

López aseguró que en cada municipio se ha instalado un puesto de mando para coordinar las diferentes acciones, aunque aseguró que el principal énfasis está en la campaña de sensibilización, donde se trata de hacer conciencia en cada hogar de la importancia de eliminar los criaderos del mosquito transmisor.

En Jinotepe, el trabajo no ha sido menos arduo. En este municipio caraceño las visitas casa a casa son una constante por parte de las autoridades.

Según la alcaldesa, Karla Zuniga, allí se reportan 45 casos de dengue, lo que ha motivado una buena articulación de las autoridades y de los Gabinetes de la Familia.

El vicealcalde de San Marcos, Juan Edgar Zelaya, explicó que en ese municipio se reportan 32 casos, los cuales a pesar de estar controlados no ha sido motivo para que se baje la guardia.

“Desde que se decreto la alerta roja por el comandante Daniel hemos estado trabajando bien articulados con las instituciones, hemos estado trabajando bien articulados con el Movimiento Guardabarranco y con la Juventud Sandinista, porque es necesario hacer todo este trabajo y evitar que esta epidemia continúe avanzando”, aseguró el vice edil sanmarqueño.

Zelaya manifestó que además de las jornadas de abatización y fumigación, también se ha procedido a realizar el plan calache en los más de 54 barrios de esa localidad.