Como parte de una respuesta inmediata a las demandas de los usuarios del servicio de transporte público de la capital, quienes a diario se quejan por el mal servicio que brinda la empresa Mpeso, miembros de las diferentes uniones de transportistas sostuvieron un encuentro con los encargados de dicha empresa para establecer acuerdos y medidas que permitirán dar un mejor servicio a los usuarios.

Son muchas las demandas de la población, sobre todo la falta de centros de ventas de recargas electrónicas, la ineficiencia en los centros de atención al momento de hacer efectiva la entrega de tarjetas y el maltrato que reciben por parte de algunos transportistas, quienes bajan de las unidades a quienes no cuentan con saldo suficiente en sus tarjetas.

Debido a todas estas situaciones, el Presidente de Unión Regional de Cooperativas de Transporte Independiente (Urecotrain), Miguel Álvarez, señaló que todas las cooperativas de transporte de la capital han llegado a un acuerdo con los de Mpeso, para ello han establecido acuerdos con la empresa.

“A través de la falta de tarjetas que hay en la población nosotros hemos planteado que se continúe con la entrega de tarjetas de manera gratuita y que los centros de entrega estén abiertos y que brinden un servicio más rápido y eficiente. Por nuestra parte, hemos dispuesto que el 40% de nuestras unidades realicen el cobro del pasaje de manera mixta y el 60% tengan el servicio de cobro electrónico”, señaló.

Así mismo los transportistas han solicitado la implementación de 1,500 puntos de ventas de recargas en toda la capital, sin embargo mientras se logra cumplir con esta cantidad, están exigiendo la instalación de 200 puntos de ventas de recargas móviles conocidas como sombrillas en las diferentes paradas de buses de mayor afluencia.

Por otro lado, exigen un servicio de manera rápida en la que los usuarios no tengan que seguir sufriendo inconvenientes, tomando en cuenta que la amplia mayoría de capitalinos hacen uso de este servicio.

“Hemos solicitado a Mpeso quitar lo que es el crédito al momento de hacer efectivo el pago, ya que esto ha creado inconvenientes y a la hora que el usuario realiza una recarga, los pasajes que se dieron en condición de crédito son mayores a lo que realmente es y esto tiende a confundir a la ciudadanía. Nosotros esperamos que con la iniciativa de restablecer el uso del sistema de transporte de pago mixto podamos dar solución a la demanda de nuestra gente”, enfatizó.

Mpeso se compromete a mejorar el servicio

Por su parte, Haroldo Montealegre Sansón, representante de Mpeso, manifestó que hasta la fecha cuentan con 700 puntos de ventas de recarga, de los cuales 400 de ellos reportan una venta diaria de 300 recargas, así mismo afirmó que están creando las condiciones necesarias para que los vendedores de recargas tengan un nivel de servicio apropiado.

“En el caso donde no hay un registro alto de ventas de recargas, nosotros le damos de baja o las estamos reemplazando” señaló.

Sin embargo, el empresario no especificó una fecha en concreto de cuándo estarán listos en la capital la instalación de los 1,500 centros de ventas, así mismo detalló el tipo de sanción que se estará aplicando a los vendedores en los casos que cobren un monto alterado al momento de vender el servicio.

“Nosotros recibimos las denuncias en nuestros centros de atención, efectivamente hemos cerrado más de 15 puntos de ventas en las que se estaban realizando cobros de más. Sabemos que tenemos que ampliar el nivel de agencias y estamos aplicando nuevas estrategias para hacer más atractiva la venta de recargas a quienes deseen instalar un puesto de ventas” dijo.

Los transportistas afirmaron que desde mañana estarán monitoreando las paradas de buses para constatar si en efecto se están cumpliendo los acuerdo con Mpeso, así mismo señalaron que van a poner mano dura con los conductores de las unidades que maltraten a los usuarios y quieran hacer cobros innecesarios a quienes no porten saldo en sus tarjetas.