Martínez dijo lo anterior luego de participar junto al Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, en una sesión especial del Encuentro de Solidaridad con Cuba que se realiza en Nicaragua.

Refiriéndose al mensaje que el Presidente Daniel dirigió a los nicaragüenses desde la Plaza de la Revolución, el Embajador Martínez dijo que no se asombra “porque es la solidaridad militante que siempre hemos recibido, el apoyo de Nicaragua, la voz de apoyo, de aliento que siempre como el propio Comandante (Daniel) recordó en la anterior cumbre fue una de las voces que más defendió a Cuba y lo dijo ahí que era una vergüenza que no estuviera Cuba”.

Martínez expuso que la política norteamericana únicamente corrobora que quien está aislado es Estados Unidos, no Cuba.

“Están aislados, Estados Unidos no se ha dado cuenta de que estos tiempos han cambiado, estamos ante otra América Latina, toda la CELAC, todos los gobierno se han  opuesto (a la exclusión de Cuba), incluso gobiernos de derecha han estado reclamando la presencia de Cuba y condenando el bloqueo”, explicó Martínez y agregó que  por esa razón la  posición nicaragüense enorgullece, “esta posición de Nicaragua como siempre honra esas relaciones de hermandad tan grandes que existen entre los dos pueblos,  entre nuestros dirigentes”.

El embajador coincidió con el planteamiento que el líder de la Revolución cubana, Comandante Fidel Castro, hace al afirmar que Estados Unidos se ha sentido arrinconado y no tiene nada nuevo que decir.

Además dijo que “lo que se ha planteado en la Cumbre es una discusión en secreto porque no hay nada nuevo, Estados Unidos no tiene nada nuevo que decir, y América Latina sí en su conjunto”, tal como fue indicado por el Comandante Daniel Ortega.

“No hay un nuevo discurso, Obama prometió hace tres años un nuevo comienzo, una  nueva política, no ha habido cambio ninguno, es más de lo mismo y entonces lo que se impone es un cambio, un cambio de parte de Estados Unidos, es lo que hace falta que haga, que cese el bloqueo, que cesen las exclusiones, que haya un nuevo enfoque hacia América Latina”, demandó el Embajador.

Finalmente Martínez recordó que la política de exclusión y bloqueo norteamericana, ha causado afectaciones económicas por el orden de los 175 mil millones de dólares.

“Es una afectación muy grande, es el impedimento más grande de nuestro desarrollo económico y social, nos ha afectado muchísimo, nos sigue afectando, por tanto cuando se habla de bloqueo es algo bien serio, que ha afectado la vida de todos”.

Dijo que esa política tan injusta ha sido condenada por 187 países del mundo que han demandado el cese del bloqueo y solamente Estados Unidos e Israel son los únicos dos países que se oponen a una resolución que condena ese bloqueo.

“Por tanto una vez más se demuestra el aislamiento de la política de Estados Unidos con relación a Cuba y eso es lo que está en el tapete con esta mal llamada cumbre, cumbre de la  media América, cumbre de las guayaberas o del consenso sin Washington, como dijo sabiamente el canciller venezolano Nicolás Maduro”, finalizó el embajador cubano.