Pese a la lluvia que cayó sobre Managua este domingo, no se detuvieron los trabajos de levantamiento de varios de los altares dedicados a la Purísima Concepción de María en la Avenida Bolívar.

En opinión de personas que paseaban este domingo por la Avenida Bolívar, el Gobierno, al igual que cada año, está promoviendo las tradiciones culturales y el fervor religioso del pueblo mariano, con la colocación de los Altares.

Y es que cada año, el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, colocan Altares dedicados a la Virgen María, esto de cara a la celebración de la Purísima, una fiesta católica que celebra con mucho fervor el pueblo nicaragüense.

Además de los Altares, el Gobierno ha adornado con distintos motivos esta zona de Managua, con las cuales la capital se mira más bonita y más alegre.

Michael José Mendieta, quien caminaba por la zona de la Cancillería manifestó que los recursos que se han invertido para que el levantamiento de esas obras, traen diversión a los managuas y a visitantes de otras partes del país y del extranjero porque se mira más bonito, bien iluminado y familiar.

Puso como ejemplo que la iluminación de los árboles de la Vida, construidos de metal y adornado cada uno con centenares de bujías, hace que la ciudad se mire más bonita de noche y más iluminada.

Managua se mira más bonita

Noel Antonio Munguía García manifestó que las obras realizadas por el Gobierno Sandinista es algo que ningún otro gobierno había emprendido, pero además para los que vivimos cerca esto nos ha beneficiado, incluso porque sirve como una alternativa de sobrevivencia para personas como yo que salgo a vender café, emparedados y al haber más gente, vendo más.

Por su parte el joven Jean Guido expresó que la edificación de los altares a la Purísima está bien, no solo porque ayudan a la gente que viene a hacer las filas con las Purísimas y agregó que en el caso de los Árboles de la Vida hacen que esta parte de Managua se mire mejor, más adornada e iluminada.

Por su lado Bertha Fernández quien dirige la construcción del altar de ENATREL manifestó que los trabajos se han estado realizando de día y de noche, bajo sol y bajo agua para que la temporada de las purísimas además de representar el fervor religioso mariano, esté ligado a lo que hace ENTREL electrificando distintas comunidades del país.