El puerto Salvador Allende se ha convertido no solo en una alternativa de diversión para las familias de Managua, sino que también de todo el país, que encuentra en sus juegos y establecimientos momentos de relajamiento y unión familiar.

Pese a la llovizna que cayó este domingo, los establecimientos recreativos se encontraban con bastante afluencia de visitantes y parejas y familias daban paseos por esta zona de la capital.

En ese sentido Reinaldo Alvarado, quien vino desde Boaco a pasear con su familia a este sitio, dijo que como alternativa de diversión está muy bueno, “porque antes no había nada de esto y ahora pude venir a divertirme con la familia para irnos más tarde satisfechos a Boaco”.

Trabajando y divirtiéndose

Por otra parte Karla Loaisiga, quien es fotógrafa de profesión, dijo “encontré alternativa de trabajo y de diversión en este lugar, es un trabajo que me genera ganancia muy buena, trabajo con familias, con niños, con parejas de enamorados que vienen mucho al puerto Salvador Allende y eso hace que también me divierta”.

Por su lado Junior Romero, quien es de Diriomo y andaba también paseando con su familia dijo que llegó al puerto Salvador Allende porque es una alternativa de diversión, de turismo y por eso decidió venir de visita a Managua con su esposa y en ese sentido cree que esta es una buena obra hecha por el Gobierno Sandinista.