La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) expresó este domingo su rechazo a la violación sistemática a los Derechos humanos y el Derecho Internacional cometida por Estados Unidos (EE.UU.) a través de su polémico programa de espionaje telefónico y cibernético.

A través de un comunicado, el organismo indicó que “rechaza categóricamente la existencia del esquema de espionaje de comunicaciones más sofisticado que se haya conocido en la historia de la humanidad, operado por las agencias de inteligencia del Gobierno estadounidense”.

Para el ALBA “ningún Gobierno, por poderoso que sea, tiene el derecho a atropellar los derechos de sus propios ciudadanos y ciudadanas, ni los de otros países, intimidándolos, violando su privacidad, interviniendo y recopilando datos de sus comunicaciones y además utilizando estas con fines comerciales, militares y políticos”.

En este sentido, el organismo insta a la Organización de Naciones Unidas (ONU) y a todos sus entes adscritos, a “tomar medidas rápidas, contundentes y eficaces para poner fin a estas acciones, proteger los derechos de todos los ciudadanos y ciudadanas del mundo y poner en vigor reglas que penalicen este tipo de prácticas”.

“Finalmente reiteramos que la seguridad de un país nunca puede estar por encima de la de los otros ni puede ser utilizada como justificación para constantes agresiones a pueblos y violaciones a normas establecidas y exigimos el cese inmediato de estas operaciones de espionaje”, concluye el texto.