La Promotoría Solidaria, junto con la Alcaldía de Managua, entregaron en Villa Vallarta, a nombre del presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo, casas solidarias a familias cuyas precarias viviendas resultaron destruidas por la intensa lluvia que cayó este viernes sobre la capital.

La entrega a las familias afectadas por el aguacero la realizaron Pavel Argeñal, de la Promotoría Solidaria, y por Praxis Pineda, delegada de la Alcaldía de Managua en el distrito VI.

Una de las compañeras, Martha Lorena Escoto, cuyo derecho a tener una vivienda digna fue restituido por el gobierno del presidente Ortega, manifestó que vivió momentos muy difíciles al volver de su trabajo en la Zona Franca Las Mercedes y ver su casita destruida, pero dio gracias a Dios porque el comandante Daniel y la compañera Rosario Murillo acudieron en su ayuda.

Destacó que cuando llegó a su casita ya los compañeros de los Gabinetes de la Familia estaban movilizándose para ayudarles a ella y sus dos niñas.

Martha Quintero por su lado dijo ella estaba en su pequeña casa cuando ocurrió la violenta lluvia y vio cómo se venía al suelo la estructura de ripios, pero afirmó que los momentos de angustia pasaron y que ahora está alegre por cuanto el comandante Daniel Ortega le había apoyado para volver a tener una casa de habitación y verdaderamente digna.

Alegría por ayuda recibida

Entre tanto, María José Salinas quien también se encontraba trabajando en una de las empresas de la zona franca Las Mercedes explicó que los momentos de susto cuando sus vecinos le dijeron que su casita había sido afectada por las lluvias, ahora son de satisfacción al ver la solidaridad de los Gabinetes de la Familia y del gobierno del presidente Daniel Ortega.

Las viviendas afectadas en Managua por la intensa lluvia fueron siete en total, dijo Pavel Argeñal, entre tanto Praxis Pineda manifestó que el gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo no sólo les estaban entregando a las familias afectadas una casita solidaria, sino que también cinco colchonetas para que pudieran reemplazar los colchones que se les mojaron.