Fieles católicos de las parroquias que conforman la Diócesis de Granada se convocaron este fin de semana para escuchar el mensaje de la Carta Pastoral que Monseñor Jorge Solórzano, Obispo de Granada, preparó en ocasión de celebrarse el centenario de la constitución de esa Diócesis.

Solórzano declaró que en los 100 años de constitución de esa diócesis han pasado 6 obispos y la Carta Pastoral resume la historia de la diócesis y los compromisos venideros.

En ese sentido, señaló que en Granada se quiere construir una iglesia misionera, con católicos misioneros, “que vayan a todos los rincones, a todas las situaciones de las personas y queremos ser una iglesia abierta que va a sensibilizarse con la realidad de todos los hombres. Los laicos tenemos que formarlos para que transformen las realidades sociales, políticas, económicas y religiosas, para que vivamos la fe”.

El Obispo explicó que “queremos despertar como católicos, como iglesia católica y seguir trabajando estos años que nos vienen para que realmente podamos ser una comunidad que transforma la realidad”.

“Tenemos que detener el mal, la injusticia, el pecado para que reine el amor de Cristo, para que crezca el reino de Cristo, esa es la misión de la iglesia y desde el evangelio pensamos que podemos transformar el corazón y la sociedad”, agregó.

Indicó que este año cada parroquia de la diócesis caminará en peregrinación hacia la Catedral de Granada y el próximo 2 de diciembre se realizará la consagración de la Catedral, con una Eucaristía de acción de gracias a las 4 de la tarde.

María nos lleva a un encuentro vivo con Cristo

Monseñor Solórzano también se refirió a la próxima celebración del Novenario a la Purísima Concepción de María y la fiesta de la Gritería.

Dijo que la Virgen es la Estrella de la Evangelización, “(ella) tiene que llevarnos a un encuentro vivo con Jesucristo. El catolicismo de Latinoamérica tiene que tener un encuentro con Jesucristo y la Virgen María es la primera que nos lleva a ese encuentro con Jesucristo. Nunca podemos separar a la Virgen de Cristo, ella siempre está unida a Cristo y nos lleva al encuentro con Cristo”, explicó.

“Que este novenario y celebración de la Purísima, nos lleve a todos los nicaragüenses a un encuentro con Cristo que es el camino a la verdad y la vida y esa es la verdadera devoción a María”, aseguró.