"No podemos llamarle Cumbre de las Américas, en todo caso estamos frente a un encuentro que podemos llamar Cumbre de Cartagena", expresó el mandatario nicaragüense durante una sesión especial del Encuentro de Solidaridad con Cuba en la Plaza de la Revolución, Managua, donde reiteró la solidaridad de Nicaragua hacia la Revolución Cubana.

El líder sandinista manifestó que el secretismo y la censura que se ha impuesto sobre esta Cumbre es con el fin de no poner en evidencia la pérdida de hegemonía de EEUU en América Latina y el Caribe.

"Esta es la primera cumbre que se convierte en una cumbre secreta, censurada para los pueblos, censurada para el mundo, porque la decisión ahí fue impuesta, lógicamente, porque se iban a tratar temas en donde se iba a poner en evidencia que la aislada no es Cuba, sino que es el imperio el que está aislado", expresó Daniel.

Recordó Daniel que ahí también se discute el tema de las Islas Malvinas, "un territorio ocupado por el Imperio Británico”, lo cual no es extraño en un imperio, ya que “aquí mismo tenemos a Puerto Rico ocupado".

El mandatario señaló que todos los pueblos latinoamericanos se encuentran en la Cumbre "manifestándose a favor de la participación de Cuba, que al final de cuentas no es ningún favor a Cuba, sino un derecho arrebatado que se la estaría reconociendo" a esta nación.

El comandante destacó la posición de distintos países de América Latina y el Caribe, que han manifestado que esta debe ser la última Cumbre sin la participación de Cuba, ya que de lo contrario no habrían más cumbres de este tipo en el futuro.

Daniel recordó que las mal llamadas Cumbres de las Américas se constituyeron durante una etapa en la que la correlación de fuerzas en América Latina era favorable a los intereses de los EEUU, "donde se proponían amarrar de pies y manos a pueblos latinoamericanos a través de sus gobernantes".

Advirtió, sin embargo, que la constitución recientemente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), ha venido a representar un duro golpe a la Doctrina Monroe que es la que pretende imponer Estados Unidos.

En este sentido, señaló que el presidente de EEUU, Barack Obama, se encuentra anclado en ese pasado de la Doctrina Monroe, pretendiendo "dictar quién llega y quién no llega (a la Cumbre), queriendo dictar quién es democrático y quién no lo es... es decir, no vemos un cambio, eso quedó bien claro hoy escuchando al presidente Obama", refirió Daniel.

Destacó igualmente la postura de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), quienes cerraron fila en relación al derecho de Cuba a asistir a este encuentro regional.

Indicó que por los países del Alba el único asistente fue el mandatario de Bolivia Evo Morales, “a quien le ha tocado la tarea más difícil” como es asistir a la Cumbre para defender el derecho del pueblo cubano.

Daniel subrayó que su no asistencia a la mal llamada Cumbre de las Américas va en consonancia con lo que ya había dicho en la anterior Cumbre llevada a cabo en Trinidad y Tobago, en 2009, donde dejó plasmada claramente que no asistiría mientras no estuviera presente Cuba, cuyo único delito ha sido “luchar por la independencia” y “soberanía”, y por prestar solidaridad a los demás pueblos.

“Yo no me siento cómodo en esta cumbre. No puedo sentirme cómodo en esta cumbre, siento vergüenza de estar participando en esta cumbre con la ausencia de Cuba”, recordó Daniel que dijo en ese entonces, de tal manera que no tiene porqué en esta ocasión asistir a un encuentro donde nuevamente se está excluyendo a la revolución cubana.

El líder sandinista manifestó que en la cumbre que se realiza en Colombia en estos momentos EEUU estará escuchando a América Latina y el Caribe unida, ello a pesar de las diferentes ideologías políticas que hay en la región.

“Todos están coincidiendo en que Cuba tiene que estar presente en estas reuniones o no habrán próximas cumbres”, reiteró, señalando que solo Estados Unidos y Canadá se niegan a aceptarla, aún a pesar de que sus mismos pueblos no estén de acuerdo en que se siga negándole este derecho al pueblo cubano.

El comandante Daniel durante su intervención, envió un saludo al comandante Tomás Borge Martínez, quien se encuentra delicado de salud en el Hospital-Militar "Alejandro Dávila Bolaños" de la capital.

“Hasta el Hospital-Militar 'Alejandro Dávila Bolaños' le hacemos llegar a Tomás, a su familia ese amor, ese cariño que le tiene este pueblo y que le tienen en particular la Juventud Sandinista 19 de Julio”, indicó Daniel.

Durante esta sesión especial del Encuentro de Solidaridad con Cuba, realizado en la Plaza de la Revolución, Daniel que este coincide un aniversario más de la Victoria de Playa Girón, en donde la sangre nicaragüense se unió con la sangre de Cuba, derrotando al imperio.

Recordó que el imperio usó Guatemala y Nicaragua para invadir Cuba. En el caso de Nicaragua el dictador Anastasio Somoza, facilitó a los mercenarios la Costa Caribe para su entrenamiento.

Esta fecha coincide también, de acuerdo a Daniel con un aniversario más de la revolución Bolivariana del 13 de Abril, cuando el pueblo y el ejercito de Venezuela salieron a las calles para restituir en la presidencia al Comandante Hugo Chávez Frías.

En la sesión especial del Encuentro de Solidaridad con Cuba el comandante Daniel Ortega estuvo acompañado por la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, así como también por Alicia Corredera, vicepresidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos; el embajador de Cuba en Nicaragua, Eduardo Martínez;  el coordinador  del Frente Nacional de los Trabajadores, doctor Gustavo Porras; el presidente de la Asociación de Amigos de Cuba, José Dinarte; el Secretario General de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno; el coordinador nacional de la Juventud Sandinista, Bosco Castillo; y representantes del Poder Ciudadano.